Política

Funcionarios de Evo ingresaron al país

Así lo confirmó la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, al término de la reunión de gabinete encabezada por el presidente Mauricio Macri.

La renuncia de Evo Morales a la Presidencia de Bolivia agudizó la crisis política, económica y social que vive América Latina.

BUENOS AIRES (NA).- Un grupo de “funcionarios regionales” de Evo Morales ingresó a la Argentina por el norte y se encuentran protegidos, motivo por el cual el Gobierno nacional no dio a conocer sus identidades.
Así lo confirmó la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, al término de la reunión de gabinete encabezada por el presidente Mauricio Macri.
“Ingresó un puñado de funcionarios al país, menos de seis”, informó Bullrich, como consecuencia de las crisis que atraviesa el país vecino tras la renuncia de Morales, quien recibió asilo político en México.
Bullrich confirmó, además, el envío de gendarmes del grupo Alacrán a Bolivia y Chile para resguardar al personal de las embajadas de la Argentina en ambos países.
Se trata de una fuerza de élite de la Gendarmería Nacional, de la cual seis efectivos fueron trasladados a Chile para custodiar la embajada argentina, que tuvo que ser evacuada en medio de serios incidentes para preservar la vida del embajador José Octavio Bordón y de los empleados de la sede diplomática.
A la Embajada argentina en La Paz, a cargo de Normando Álvarez García, en cuyo edificio se refugian exfuncionarios del gabinete de Evo Morales, se envió un escuadrón de 11 gendarmes para custodiar a los diplomáticos argentinos y sus familiares.
Bullrich está informada minuto a minuto de lo que sucede en Santiago y La Paz con el grupo de élite, y se encuentra haciendo un seguimiento personalizado.
Según se explicó, los funcionarios bolivianos ingresaron al país “normalmente” ya que no hay ningún tipo de restricción en la frontera, y precisó que son de “segundo o tercer nivel” del gobierno del ahora expresidente Evo Morales.
Sobre ese tema, Bullrich explicó que “están protegidos”, y afirmó: “No vamos a dar las identidades por una cuestión de protección de la vida de las personas”.