Política

Achique de la planta política

Si bien no confirmó aún los integrantes de su gabinete y a pesar de los rumores que circulan acerca de los nombres que lo acompañaran en la gestión, el gobernador electo de Tierra del Fuego, Gustavo Melella, trazó algunos lineamientos acerca de la estructura estatal que espera reducir de cara al inicio de su mandato.

Gobernador electo, Gustavo Melella.

RIO GRANDE.- En ese sentido, Melella confirmó que “estamos terminando la Ley de Ministerios, hay una reforma de la estructura política, un achique de la planta política porque queremos un Estado que sea más ágil”.
“Tenemos la intención de realizar una amplia modificación para que Tierra del Fuego tenga un Estado que sea proactivo, que sea muy dinámico y transparente” añadió, tras inaugurar la última edición de su mandato de la feria ‘El Desafío de Producir’.
En cuanto a los nombres de la plantilla que lo acompañarán en los cuatro años de mandato, admitió que “está casi totalmente definido” y reconoció, ante los rumores surgidos durante la última semana, que “hay nombres que son fáciles de saber, son fáciles de intuir que van a serlo, pero hay otros que no son reales y otros que faltan definir”.
“Lo que nosotros queremos es que los funcionarios públicos que estén que sean idóneos, que sean transparentes y que tengan buena actitud política, es decir, dialogar con todos los sectores y que armen equipos de trabajo”, explicó.
En ese sentido, recordó que “con los equipos de trabajo venimos trabajando hace meses, en estos días vamos a hacer una presentación interna del plan de gobierno de los próximos cuatro años, discutirlo entre todos porque tenemos esa mirada, que todo lo tenemos que discutir”.
Sin embargo, Melella precisó que la gestión será “muy dinámica” porque “las áreas no son compartimientos estancos, trabajamos unos con otros, siempre codo a codo, como lo hacemos en el Municipio de Río Grande”.