Policiales

El Fiscal solicitó 8 años de prisión

Homicidio en Viamonte: Para el doctor Pablo Candela está probado que Mario Sañanaco fue el responsable de dar muerte a Horacio Román. La defensora Lorena Nebreda, planteó en sus alegados dudas sobre el procedimiento y por lo tanto solicitó que su asistido sea absuelto. El viernes se conocerá el veredicto.

El juicio tendrá una conclusión del Tribunal de Juicio este viernes.

RIO GRANDE.- Se conocieron ayer los alegatos en el juicio oral y público a Mario Angel Sañanco en relación al homicidio de Horacio Román, en la estancia Viamonte en 2015. El viernes será el veredicto.
El primero en alegar fue el fiscal Pablo Candela quien solicitó una pena de 8 años de prisión para el imputado Sañanco, por el delito de “homicidio simple”, registrando este pedido el mínimo de la escala penal prevista por el Código para esta figura.
Candela se valió sobre todo de las prendas de vestir ensangrentadas que portaba el imputado, y que lo sitúan en la escena del crimen, ya que la misma perteneció a la víctima. En particular una de las manchas “por salpicadura” dan cuenta de producirse al momento en que se produjo el “golpe contra la fuente de la que emanaba la sangre”, según lo explicado por los peritos.
El acusador tomó en cuenta como atenuante las condiciones de vida y el bajo nivel de instrucción del victimario como atenuantes.

Duda razonable
Acto seguido alegó la defensor oficial, la Dra. Lorena Nebreda, quien sostuvo dudas en torno a la investigación policial que consideró “direccionada” hacia su defendido.
“La presencia de sangre en sus pantalones no indican que fue el autor sino que estuvo cerca”, dijo la defensora de Sañanco que sobre esa evidencia explicó, “son indicios que no dan certeza, tal cual lo dijo la perito”, en relación al testimonio de la oficial de Policía Científica.
Asimismo, apuntó nuevamente sospechas en torno al testigo César Hueche que finalmente no pudo testimoniar en este juicio y se incorporaron sus dichos de instrucción por lectura, respecto de que encontró a la víctima ensangrentada y a Sañanco.
“En el contexto de omisiones del Estado, no se hizo la requisa de este testigo y se perdió prueba fundamental para descartar o comprobar su participación en el hecho. El Estado lo convirtió en testigo por que sí, por lo que no lo requisó”, entonces se preguntó, “qué iba a decir Hueche, en ese contexto lo señala a Sañanco, y especula que fue Sañanco, porque tampoco lo vio”.
Allí agregó que la víctima nunca dijo quien fue el autor de las puñaladas solo “este hijo de puta me apuñaló (sic)”, a lo que la defensora señaló que lo pronunció cuando iba a ser trasladado estando a mas cien metros de la casa de los esquiladores y ante la presencia solamente de Hueche.
Finalmente planteó que tampoco se puede descartar al peón Marrero, quien fue detenido en el inicio de la investigación, pero luego sobreseído, “descartan su participación desde la nada cuando tiene sangre en su ropa, que no se la secuestraron en su totalidad, no fue peritado el ADN de esa sangre y tenía sangre en sus manos que fue lavada que tampoco fue peritada”, concluyó.
La defensora ante ello planteó, “un escenario de tantas hipótesis de dudas, por lo que pido la absolución por una duda razonable”, concluyó.
El tribunal pasó a un cuarto intermedio para este viernes a fin de que el imputado pronuncie sus últimas palabras y luego el tribunal pase a deliberar un veredicto.