Gremiales

Aumento pulverizado

El secretario adjunto del Centro Empleados de Comercio reconoció que “en un día nos quitaron todo, porque en un día perdimos esa actualización salarial”. Admitió que van a reunirse con la Cámara de Comercio pero que “no podemos seguir sacándole agua a las piedras”.

El mes pasado se firmó la homologación del acuerdo salarial con la cámara empresaria, ante la Secretaría de Trabajo de Nación.

RIO GRANDE.- El secretario adjunto del Centro Empleados de Comercio (CEC), Daniel Rivarola, lamentó que la corrida cambiaria que se produjera desde el lunes, con nuevo valor de referencia del dólar, haya licuado el aumento salarial que habían acordado con los empresarios.
“Estuvimos en negociaciones por tres meses para lograr una recomposición salarial medianamente tardía del 30 por ciento, pagadero en un año, y en un día nos quitaron todo, porque en un día perdimos esa actualización salarial”, se quejó.
Asimismo, dijo que “a la baja de los salarios hay que sumarle que el sector empresario no tiene con qué hacerle frente a una nueva recomposición. No podemos seguir sacándole agua a las piedras”.
“Lo peor del escenario que estamos viviendo es que el dólar no frenó ni con las intervenciones del Banco Central”, precisó y a su vez, reconoció “todo es pura incertidumbre, no sabemos si esto va a continuar y de qué manera lo va a hacer”.
Por otro lado, admitió que la situación actual se parece más a la de 1989 que a la de 2002: “Yo recuerdo como empleado de comercio la remarcación de productos continuamente, sobre todo de los productos importados que eran más difícil de conseguir y se escondían para que no estuvieran a la venta. Nos hace recordar esa temporada del ’89 lo que estamos viviendo hoy en día”.
“Por ahora no hubo remarcación en los comercios de barrio. Ya hubo en el supermercadismo y no en la medida en que creemos que van a venir. Hubo cambios en el sector textil y los productos de importación no tienen valores de referencia ni de reposición. Se está remarcando al azar y no sabemos si volveremos a recuperar los valores anteriores”, develó.
Finalmente, Rivarola admitió que “las ventas venían castigadas y no sabemos cómo van a seguir. Con esto de no tener precios o de que son excesivos, se van a achicar aún más y nos preocupa muchísimo, por eso lo primero que hicimos fue hablar con la Cámara de Comercio”.