Actualidad

En Río Grande se firmó el acuerdo para mercantiles

Se trata del 30% firmado a nivel nacional más el adicional por zona escalonado hasta el año próximo, con cláusula de revisión en caso e que la inflación supere el porcentaje pactado. En marzo del próximo año, un empleado mercantil que se dedique a las ventas de salón, percibirá un salario bruto de 65.248 pesos y un empleado de maestranza, llegará a los 62.297 pesos.

RIO GRANDE.- El Centro Empleados de Comercio y la Cámara de Comercio e Industria de Río Grande acordaron la mejora salarial para el sector que contempla en aumento pactado en Buenos Aires para todo el país, más el adicional por zona de forma escalonada.
Al respecto, el secretario adjunto del CEC, Daniel Rivarola, explicó que “se ha firmado lo que vinimos trabajando desde hace quince días, así que son buenas noticias para los compañeros mercantiles de la ciudad”.
“El consiste en la réplica del acuerdo nacional, con la posibilidad cierta de haber agregado parte del conformado regional, que vendría a ser el adicional zona, sobre el aumento del 30% que se acordó en Buenos Aires”, explicó.
En ese sentido, aseveró que “ya están elaboradas las escalas, sigue siendo con un 4,5% bimestral en todo lo que es básico y presentismo, más las asignaciones no remunerativas que corresponden a este 4,5 % bimestral con un acuerdo de un complemento zonal”.
Las dos categorías con mayor cantidad de personal suelen ser Maestranza y Vendedor B. A partir de mayo y junio, es decir con retroactividad, el sueldo del primero será de 49.498 pesos y el del segundo de 51.842 pesos, siempre sobre el salario bruto.
En el bimestre siguiente, el Maestranza percibiría 51.362 pesos y el Vendedor B 53.795 pesos. En septiembre para los primeros el salario sería de 51.860 pesos y para el Vendedor B quedaría en 54.316 pesos. Después los aumentos pasarían a ser remunerativos y en octubre el Maestranza recibiría 54.437 pesos y el vendedor B quedaría en 57.016 pesos.
En noviembre y diciembre el Maestranza pasaría a un salario bruto de 56. 581 pesos y el Vendedor B a 59.261 pesos. Para enero y febrero está previsto salto y el Maestranza de esa forma llegaría a un salario de 58.725 pesos y de 61.506 pesos para el Vendedor B.
Por último, en marzo del próximo año, ya con el último aumento, la remuneración en ruto será de 62.297 pesos para el Maestranza y 65.248 pesos para el Vendedor B.

Acuerdo, no imposición
Rivarola aseveró que “alcanzamos un acuerdo de partes, no fue una imposición” y recalcó que “fue discutido, nosotros decimos en el prorrateo del plazo de los pagos y en los meses cuando se convierte en remunerativo, porque eso le pone una carga importante al empleador”.
“El trabajador no ha perdido la posibilidad de ganar salario y se ha dado una facilidad de pago, para que también se evalúe la situación del comercio. Costó mucho en estos años, porque la crisis es importante y las dos partes entendemos que hay que ver cómo se resuelve”, resaltó.
Sin embargo, advirtió que “de todas formas nos encontramos por detrás del incremento en el costo de vida, por lo tanto, no se puede decir que por culpa del aumento a los trabajadores se cierran comercios”.
“Dentro de la situación en la que se enmarca el país, poder mover el salario, aunque no se lleguen a los números deseados es importante, porque al menos no se pierde totalmente el poder adquisitivo”.
Finalmente, Rivarola recordó que existe una cláusula de revisión, por la cual “si la inflación supera el porcentaje acordado, nos tenemos que sentar nuevamente a discutir una modificación como pasó el año pasado”.

Eusebio Barrios, Daniel Rivarola (CEC); Diego Navarro y José Luis Iglesias (Cámara de Comercio), al momento de rubricar el acuerdo.