Política

“Nos respaldan ocho años”

El candidato a concejal de Río Grande por FORJA dialogó con El Sureño acerca de la gestión municipal, del futuro de la ciudad y de los planteos que formulan los vecinos en el contacto diario. “Hace ocho años, el vecino tenía seis demandas cuando te abría la puerta en campaña; hoy quizás tenga una o dos, porque el resto ya lo resolvió esta gestión” aseguró y, a su vez, enfatizó que “tenemos un legado muy grande que es la gestión de Gustavo Melella”.

Diego Lassalle, durante su entrevista en la redacción de El Sureño.

RIO GRANDE.- El candidato a concejal del Río Grande por FORJA, Diego Lassalle, dialogó en exclusiva con El Sureño acerca del proceso electoral que lo tiene encabezando una nómina con expectativas ciertas de lograr varias bancas en el Parlamento local.
Distendido, de buen humor y siempre predispuesto al diálogo, Lassalle se animó, de arranque, a contar un poco sobre su vida y allí aseguró que “nací en Río Gallegos, Santa Cruz, a la semana vinimos con mis viejos a Río Grande. Mis dos hermanos son de acá. Tengo una hija hermosa de 12 años que se llama Victoria; una pareja con sus dos hijos que conforman mi familia”.
La primaria la hice en la escuela 8, la secundaria en el Polivalente de Arte, soy profesor de artes plásticas. El arte y el deporte siempre fueron parte de mi vida”, admitió y siguió: “Soy profesor de Educación Física. Estudié en Viedma, Río Negro. Me recibió y decidí volver a Río Grande para trabajar y volcar lo que aprendí para los jóvenes”.
“Hace ocho años trabajo en esta gestión tan generosa que me ha dado la posibilidad de mostrar todo lo que sé, de volcar todo lo aprendido en pos de la comunidad y sus necesidades”, resaltó el candidato riograndense.

Trabajar con Melella
Lassalle trabaja junto al intendente Gustavo Melella desde el inicio de su gestión y hace cuatro años se desempeña como gerente de la Agencia de Deportes y Juventud de la ciudad. Por ello, hablar de su rol en el gabinete y la forma de trabajo que propone el Intendente, le surge con naturalidad.
“Hay una forma de trabajar en el Municipio de Río Grande que es muy sana, porque Gustavo Melella te escucha y delega, lo que permite que se pueda trabajar con mucha libertad, siempre siguiendo algunas premisas básicas, como lo es el respeto y la inclusión de toda la comunidad”, explicó.
Asimismo, reconoció que “yo me siento involucrado en un proyecto muy amplio, que nos llena de orgullo porque hay pluralidad, en ideologías y acciones, siempre con una mirada bajo un eje conductor que marca Gustavo Melella, sin distinción de pertenencias políticas o ideológicas”.

Concejo plural y de debate
En caso de convertirse en edil de la ciudad, Lassalle debutará en la arena legislativa con un cuerpo conformado por nueve ediles que, según su punto de vista, será muy beneficioso para la ciudad: “Me parece fundamental que podamos ser nueve concejales porque mientras más voces haya, más plural sea el cuerpo deliberativo, más se va a beneficiar la ciudadanía. Está claro que más representantes no garantizan, a veces, más debate pero podemos trabajar para que eso suceda”.
“Tiene que crecer la confianza entre la comunidad y el Concejo Deliberante, sus concejales. Hay situaciones que provocan rechazo, por ejemplo la cuestión de los recursos. La gente tiene que saber que habrá nueve concejales el año que viene, pero con la misma cantidad de dinero”, aclaró.
Y aseveró: “Estamos viviendo épocas de crisis que son una reacción ante la acción desmedida que plantea el Gobierno nacional. Por eso es fundamental la política bien entendida, tal como la entiende Gustavo Melella y la entendemos nosotros. Hablo de política al servicio de la gente, de la real participación ciudadana al servicio de la comunidad y no para servirse a uno mismo”.

La ciudad y sus necesidades
En cuanto a la agenda sobre la que trabaja en conjunto con los restantes integrantes de su nómina, el candidato de FORJA consideró que “hay temas transversales, que nos atraviesan a todos por igual”.
“Si vos le descontás del salario a los trabajadores, la gran mayoría no va a estar de acuerdo con eso. Del mismo modo, entiendo que la gran mayoría de los ediles no votan ordenanzas que sean perjudiciales para la ciudadanía” dijo y precisó que “la salud, la educación, el trabajo son ejes que nos corresponden a todos por igual, independientemente del color político de cada uno”.

La gestión como respaldo
En cuanto al contacto con los vecinos, Lassalle admitió que el diálogo con los riograndenses se hace más fácil porque “nos respaldan ocho años de acompañar al vecino. Hace ocho años, el vecino tenía seis demandas cuando te abría la puerta en campaña; hoy quizás tenga una o dos, porque el resto ya lo resolvió esta gestión”.
“Tenemos un legado muy grande que es la gestión de Gustavo Melella. Cuando visitamos a las familias, encontramos que los nenes disfrutan de las plazas o los gimnasios, que si hay un discapacitado en la familia seguramente se atiende en centros municipales de salud; que algún integrante adolescente de ese grupo familiar es seguro que acude a los espacios de formación y lo mismo ocurre con los adultos y los adultos mayores, que se capacitan y se recrean con actividades municipales”, finalizó.