Agenda Cultural

Milongueros que se animan a más

“El bailar tango para nosotros es una pasión y la disfrutamos a pleno”. Lili y Luis, pareja de bailarines, por primera vez serán parte de la competencia del preliminar del Mundial de Tango 2019 en Bariloche.

Liliana del Valle y Luis Alberto Soto.

RIO GRANDE.- Liliana del Valle y Luis Alberto Soto son una pareja de bailarines de Río Grande que se animan a competir por primera vez en un certamen de tango y lo harán en el preliminar del Mundial de Tango que se llevará adelante este fin de semana en la ciudad de Bariloche. En esta oportunidad participarán en la categoría “Tango de Pista”. El tango pista es la práctica del baile social de neta raigambre porteña, bien de milonga.
Lili y Luis bailan juntos hace aproximadamente tres años, Luis por su parte hace poco más de doce años que incursionó en el tango.
Siempre estamos tomando clases para perfeccionarnos, manifestó la bailarina. Cada vez que se brinda en Río Grande alguna capacitación la realizamos o que vienen profesores de renombre a dar clases especiales, concurrimos. Siempre que podemos viajar a Buenos Aires también intentamos tomar clases. Y nuestros profesores de base con los que tomamos clases particulares son Bárbara Sánchez y Cristian Ledesma; contaba Liliana a El Sureño.
Expresó que el ir a competir es un gran desafío al que se animaron gracias al apoyo e incentivo de sus profesores y colegas que comparten la misma pasión milonguera. Tienen como expectativa poder sumar una experiencia más, conocer e interiorizarse de las instancias del certamen, pero principalmente disfrutar y divertirse sin sentir la presión de la competencia en sí. “Queremos relajarnos y ver cómo nos va en esto nuevo que incursionamos. Pero más que nada compartir con todos los que participan del evento y la gente de Tierra de Fuego que va a acompañar y también a competir.”

Los bailarines fundidos en un abrazo recorren la pista.

Nos gusta mucho lo que hacemos, así que lo más importante es estar, participar, a la noche milonguear y conocer gente nueva milonguera, traernos experiencias. Atesorar lo que nos da el tango, una vez que uno se mete en “éste mundo” es sorprendente conocer y poder compartir con personas que les gusta lo mismo que a nosotros Es una pasión. Solamente lo hacemos por eso, la verdad que lo demás es por añadidura si se da. El premio más grande es la experiencia que sumamos, resaltaron los bailarines.
El tango es uno de los productos más elevados de nuestra cultura, con su música y letras reúne larga data de nuestra historia. A través del baile se experimentan emociones, sentimientos varios, pero sobresalen la pasión y la emoción que se fusionan en el abrazo, el abrazo del tango.