Actualidad

La doctora Mariel Borruto juró en el cargo de jueza Federal de Río Grande

Ayer prestó juramento la doctora Mariel Borruto como nueva jueza Federal de Río Grande, con lo cual se normaliza un Tribunal que estaba vacante desde agosto de 2016. La gobernadora Rosana Bertone estuvo presente en la ceremonia.

La Gobernadora entregó una placa de reconocimiento a la nueva Jueza Federal de Río Grande.

RIO GRANDE.- “Esta es una gran responsabilidad, todo un desafío”. Así lo expresó la nueva jueza Federal de Primera Instancia, Mariel Borruto, tras prestar juramento ante las autoridades de la Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia, que encabezaron el acto realizado en el Centro Cultural Yaganes, el que también contó con la presencia de la gobernadora Rosana Bertone.
La flamante Jueza Federal, quien fue designada tras un largo proceso del concurso para ocupar el cargo vacante desde agosto de 2016, dijo que “voy a poner lo mejor de mí para prestar de la mejor manera el servicio de justicia que toda sociedad se merece”, indicando tener pleno conocimiento de las causas trascendentes sobre las que debe resolver, aunque recordó que en muchas de ellas le tocó intervenir como Secretaria del Juzgado.
En la ceremonia estuvieron presente el juez Javier Leal de Ibarra, presidente la Cámara de Apelaciones de Comodoro y el juez Aldo Suárez, vicepresidente de ese mismo organismo. También lo hizo el doctor Juan Manuel Cullota, consejero por la zona patagónica ante el Consejo de la Magistratura de la Nación.
Una de las presencias más destacadas en el acto fue la de la doctora Lilian Herráez, quien ocupó el cargo de jueza Federal hasta que renunció en agosto de 2016, fecha desde la cual estaba vacante.

La gobernadora Rosana Bertone junto al juez Javier Leal de Ibarra, presidente de la Cámara de Apelaciones de Comodoro.

Pasión y amor
Al hacer uso de la palabra, el juez De Ibarra dijo que “me ha tocado varias veces presidir actos de jura de jueces en esta querida jurisdicción, desde hace 18 años, y siempre me he emocionado por alguna razón y más ante la designación de un juez federal, que ocurre por procedimientos constitucionales, lo cual es un logro que nunca lo debemos olvidar”.
El titular de la Cámara de Apelaciones de Comodoro Rivadavia sostuvo que es la primera vez que le toca presidir un acto en una de las ciudades más australes del mundo y, en este caso Río Grande, un lugar tan cerca de las Islas Malvinas y a pocas semanas de haberse conmemorado una fecha más de la “epopeya del 2 de abril de 1982”.
Respecto a Mariel Borruto, la destacó por formar parte de la familia judicial. “A veces nos critican por pertenecer a la familia judicial. Que nos sigan criticando, para mí siempre va a ser un orgullo ser de la familia judicial. Y una de las hijas mas importantes de esta familia es la doctora Borruto”.
Por último el Magistrado señaló que para “ejercer la jurisdicción bien y ser buen juez, hay que ponerle pasión, y la pasión está cercana al amor; por eso, además del conocimiento objetivo del Derecho, tenemos que tener amor por lo que hacemos”.

La doctora Mariel Borruto en familia: Junto a su esposo Federico Sciutto; sus hijos y los hermanos Gerardo y Rubén Sciutto.

Visita destacada
Una de las personalidades destacadas en el acto de ayer fue la presencia de la doctora Cecilia Incardona, quien se desempeñó en el Juzgado cuando era de Primera Instancia y luego pasó a desempeñar cargos de fiscal y jueza en Tribunales de la Provincia.
Actualmente fiscal federal en Lomas de Zamora, la doctora Incardona viajó especialmente para presenciar la jura y al ser consultada por El Sureño, dijo: “La verdad es que estoy muy emocionada porque, a pesar de que parezca un cliché la frase, ella realmente se lo merece, no solamente porque fue siempre una funcionaria de lujo que siempre tuvo el Juzgado Federal, porque tiene un sentido de la lealtad, de la honestidad y unos valores enormes que la convirtieron en la persona más calificada para este cargo”.
Más adelante expresó: “Quiero resaltar que, uno cuando llega a un cargo como este, es porque pasó antes por un montón de procedimientos tediosos y larguísimos por una competencia feroz y por eso, finalmente en este caso, terminó exitosamente porque eligieron a la mejor persona que pudieron elegir para ocupar el cargo”.
La doctora Incardona recordó que “yo fui colega y secretaria con ella durante siete años. Inicié acá mis primeros pasos como funcionaria en la provincia, viví acá 15 años, después me fui a la justicia provincial pero, lo más importante, es que siempre duró mi amistad con ella a pesar de que pasaron los años y pasaron las jurisdicciones. Que me mudé e inicié una nueva vida en Buenos Aires, siempre seguimos en contacto, y por eso hoy estoy acá para acompañarla y festejar este momento de alegría”.

La fiscal federal Cecilia Incardona, la nueva jueza Mariel Borruto, el decano Mario Ferreyra y la doctora Lilian Herráez, exjueza Federal.