Sociedad

Carta de un excombatiente a Borruto

RÍO GRANDE.- “Otra carta le escribí a su antecesor el juez Subrogante Federico Calvete pidiéndole que le explique a mis hijos el porqué, siendo torturado en nuestras islas Malvinas en 1982 y habiendo pasado tanto tiempo, ni siquiera hay un solo llamado a indagatoria a los responsables de tan horrendo hecho.

Fotografía: www.auno.org.ar.

Créase o no, al poco tiempo se puso fecha para la citación y sentí alivio, volví a creer en la justicia! Después de transitar 12 años desde que se inició la causa y 37 años de los aberrantes hechos de los cuales fui víctima. Cuando mi sueño de una patria justa y soberana se ponía en marcha, tres palabras, tan solo tres palabras, derrumbaron mis construcciones al respecto: “FALTA DE PERSONAL”, comienza su relato.
La carta de Silvio Eduardo Katz está dirigida a la recientemente asumida jueza Federal de Río Grande, Mariel Borruto, y reclama que concrete la indagatoria de los 18 militares para que avance la causa 1777/07 sobre violaciones a los derechos humanos contra los soldados conscriptos durante la guerra en la que es querellante. La indagatoria está pendiente desde diciembre pasado cuando Calvete convocó, después de once años de iniciada la causa, a un grupo de militares luego de que la Cámara Federal de Comodoro Rivadavia rechazara una serie de pedidos de prescripción.
Para el excombatiente es “imposible creer que son las razones que se interponen entre la mentira y la verdad, difícil comprender que de un día para el otro cambiaron las condiciones en su juzgado, en el cual lleva mucho tiempo trabajando y por lo cual se preparó para llegar al puesto que hoy ocupa como Jueza como para que no se pueda concretar el llamado a indagatoria de 18 exmilitares para dar explicaciones sobre los hechos que se los denuncia”.
Además señala que “tampoco me es fácil discernir, cómo un país que contó con mujeres como Evita, Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, nuestras Madres de los caídos entre tantas heroínas patrias, cuente hoy con una mujer y madre que no busque justicia para sus compatriotas, los cuales fueron a defender y dar su vida por la patria, la cual usted, seguramente dignifica desde su lugar de trabajo”.
Finalmente expresa en su carta a la Jueza que “veo con inmenso dolor y enojo cómo los autores de tan traicionero acto festejen hoy la decisión que usted tomó, y en eso me baso para pedirle un gran favor, que dé un paso atrás, solo uno, que nos permita a todos los argentinos dar un gran paso adelante y que se cumplan los sueños de los bien nacidos y los que creemos en los derechos humanos”.
La jueza federal de Río Grande, Mariel Borruto, suspendió por falta de personal en su juzgado, las 18 declaraciones indagatorias de exmilitares acusados. Los exintegrantes de las fuerzas armadas debían declarar entre el 27 de junio y el 4 de julio próximos, según había dispuesto el 2 de mayo el juez subrogante de Ushuaia, Federico Calvete, antes de que Borruto asumiera el cargo.
Sin embargo, la nueva magistrada que juró en el cargo el 8 de mayo dictó una resolución en la que manifiesta la imposibilidad de realizar ese acto procesal debido a la falta de recursos humanos para destinar a la investigación.
“No puede desconocerse que este juzgado no cuenta con una asignación de personal específico para la actividad que demanda la instrucción de estas actuaciones, máxime tomando en consideración el incremento de tareas que ha traído consigo la convocatoria de los imputados a prestar declaración indagatoria”, fundamentó Borruto en un escrito oficial.
En ese sentido, mencionó que “no puede desconocerse que los hechos que nos ocupan son de una trascendencia y complejidad que requieren de una especial atención” y recordó que sus antecesores en el cargo requirieron, incluso, la creación de una secretaría específica para esta causa.
La jueza también sostuvo que el edificio donde funciona el juzgado “dificulta que pueda garantizarse la normal realización de las audiencias fijadas, en la que se contará con la presencia de los imputados, pero así también, muy probablemente, de numerosas personas interesadas en el trámite de la presente”.