Policiales

Milagroso rescate en río Encajonado

El accidente ocurrió durante la fría noche del domingo, en la desembocadura del río Encajonado. Un hombre que realizaba actividades de trekking cayó accidentalmente desde una altura considerable y terminó con fracturas. Una pareja que pasaba por la zona escuchó los gritos y solicitó la presencia de la Comisión de Auxilio que procedió a rescatarlo. La Prefectura Naval lo evacuó de urgencia vía marítima en un bote semirrígido.

Personal de la Comisión de Auxilio trabajó intensamente en el paraje.

USHUAIA.- Un hombre que cayó por un barranco del río Encajonado y que sufrió lesiones de consideración, salvó milagrosamente su vida luego de que una pareja de caminantes oyera los gritos y acudiera en su auxilio en la noche del domingo.
El hombre fue identificado como Augusto Mamani de 37 años el cual cayó desde un barranco con pendiente de unos 25 metros y sufrió importantes lesiones. La comisión de Auxilio realizó una evacuación por mar trasladando a la víctima hacia la desembocadura dado que el hecho ocurrió alrededor de 170 metros río arriba.
Una pareja que pasaba por el lugar escuchó los gritos y decidió salirse del sendero para dar con la persona maltrecha. Mamani se encontraba golpeado pero consciente, no pudiendo desplazarse por sus propios medios, se procedió a activar el tipo de búsqueda y rescate por medio de la Comisión de Auxilio.
Se hizo contacto visual con la persona siniestrada y allí se pudo apreciar una caída de 25 metros aproximados, por lo que se decidió hacer la evacuación por mar, dado el tiempo que demandaría hacerlo por tierra y sobre todo por la gravedad de las lesiones que presentaba.
Se mantuvo comunicación telefónica con autoridades de la Prefectura Naval, conviniendo que en un lapso de 30 a 40 minutos estaría la embarcación en inmediaciones del lugar del accidente.
Una vez arribada a la desembocadura del río Encajonado, se trasladó al hombre hacia ese lugar. La víctima poseía golpes en varias partes del cuerpo y las más comprometidas fueron por un golpe fuerte el lado izquierdo de la cabeza y una fractura expuesta de tibia y peroné izquierdo.
Al recibir la alerta sobre el suceso, la Prefectura envió al guardacostas GC-151 Lago Nahuel Huapi y un semirrígido con nadadores de rescate. De manera paralela, se coordinó el posterior traslado a un centro médico.
Gracias al rápido accionar del personal de la fuerza, el hombre pudo ser rescatado y llevado al puerto local. Luego una ambulancia lo trasladó hacia el Hospital Regional Ushuaia para su atención.
Cabe señalar que rescatistas indicaron que si el hombre no era avistado por esta pareja, se encaminaba a una muerte segura. Esto debido a que se encontraba imposibilitado de caminar y estaba cercano al lecho del río, motivo por el cual corría serios riesgos de perder la vida por un estado de hipotermia.