Política

“La unidad partidaria que alegan es mentira”

RIO GRANDE.- El referente histórico y uno de los fundadores del Movimiento Popular Fueguino, César “Cano” Andrade, lamentó la forma en que la familia Löffler está llevando adelante las cosas dentro del partido provincial, indicando que el legislador Damián Löffler se maneja “como un patrón de estancia” y que la supuesta lista de unidad “es toda una mentira”.

César “Cano” Andrade.

Sobre las elecciones internas en el MPF dijo que “la organización fue un desastre, podría haberse hecho bien y no me voy a cansar de decirlo. Queda gente afuera y sería bueno que todos los afiliados participen si no estamos matando a la democracia” y agregó que “la lista de unidad partidaria propuesta fue una mentira ya que no se repartió por capacidades si no por nepotismo, pretenden quedarse con todos los cargos solo para su sector”.
Andrade agregó que “han embarrado la cancha a más no poder, fue diabólico, no había de qué manera presentar las listas. Para hacerlo se necesita un libre de deudas que lo otorga Matías Löffler y le quería cobrar a Alejandro Nogar y a Fernando Andrade, un millón y medio de pesos, cuando no es lo que corresponde”.
El exsenador nacional y referente histórico del Movimiento hizo un mea culpa, al subrayar que “me hago cargo de haber traído a esa familia de Buenos Aires y me arrepiento porque han destruido el partido” y agregó que “si ellos ganan y el afiliado los elige no hay problema, pero que elija el afiliado. Si no solo le están permitiendo participar a su sector”.
Andrade recordó que “soy uno de los fundadores del Movimiento Popular Fueguino y siempre hemos tenido internas, pero siempre se hicieron como corresponde y permitiendo participar al afiliado. Se supone que con la experiencia que tienen Damián y Matías Löffler se iba a hacer un llamado a la interna como siempre, pero comenzaron a complicar el tema e hicieron un verdadero desastre”.
Cano Andrade criticó que el legislador Löffler “tiene la potestad de hacer acuerdos partidarios y se maneja como patrón de estancia, no consulta a nadie y en el Movimiento hay mucha gente que debería opinar para hacer un acuerdo y más como el que hicieron con Melella”.