Actualidad

Gobierno vs. Municipalidad RG

Nuevo cruce entre Gobierno y Municipalidad por obras: Esta vez la polémica es con las escaleras de emergencia. La colocación de las escaleras de emergencia fueron paralizadas por decisión de Obras Públicas de la Municipalidad de Río Grande. Desde el Gobierno indicaron que reclamarán que los trabajos puedan continuar.

Los trabajos fueron suspendidos por orden del Municipio de Río Grande.

RIO GRANDE.- Tal como sucedió el año pasado con obras que se realizaban en la Margen Sur, ahora el Gobierno y la Municipalidad de Río Grande se confunden en una nueva polémica con obras que, se suponen, son para mejorar la situación de los vecinos. Hoy, el capítulo que se acaba de abrir está referido a las escaleras de emergencia que se colocan en los edificios de Chacra II.
Al filo de la semana pasada las autoridades de Obras Públicas de la Municipalidad procedieron a suspender los trabajos de Gobierno, por considerar que las mismas no cumplen con requisitos de seguridad y que faltan completar trámites administrativos.
Desde Obras Públicas del Gobierno, el ministro Luis Vázquez se informó que “La Municipalidad de Río Grande frenó la obra de las escaleras de emergencia de Chacra II. Una obra muy esperada por los vecinos, con 33 años de demora y de promesas incumplidas. A este tipo de acciones se refiere Rosana cuando habla de que el Municipio pone palos en la rueda”.
Desde el Gobierno solicitaron al intendente Gustavo Melella que si la clausura de las obras se debe a cuestiones de cumplimiento administrativo, que permitan continuar con los trabajos, mientras se sientan los técnicos de Gobierno y de la Municipalidad para poder zanjar cualquier inconveniente.
Desde la Secretaría de Obras y Servicios Públicos se informó que “el IPV no ha presentado al día de hoy la documentación correspondiente a las obras de escaleras de emergencia de Chacra II, la cual es fundamental para garantizar la seguridad de los vecinos de la zona y de quienes transiten el espacio público”.
El director general del área técnica de Obras Públicas, arquitecto Pablo Driussi, explicó que “hacia fines de marzo de este año ellos presentaron un anteproyecto pidiendo el visado del mismo, pero ese anteproyecto no cumplía con lo establecido en el Código de Edificación en cuanto a la altura de salientes fuera de la línea municipal. Les comunicamos esto formalmente y mantuvimos varias reuniones para llegar a una solución, pero en definitiva nunca presentaron lo que se requiere”.
Pablo Driussi dijo que “el lunes reiteraremos formalmente el pedido al IPV para que cumplimenten los pasos como hace cualquier otra institución o cualquier vecino de la ciudad cuando realiza una obra, porque es fundamental que esto ocurra para seguridad de todos”.