Actualidad

El Eolo de Tolhuin comenzó a ser desmantelado

Fue una estación meteorológica internacional hasta su cierre en 1989. En 2008 el edificio se incendió y quedó convertido en una mole de hierros que opaca el paisaje del lago Fagnano. La empresa Logística Antártica se hizo responsable de desarmarlo y retirar los materiales como un aporte al embellecimiento del lugar.

La obra es realizada por la empresa LOGANT a través de su programa de Responsabilidad Social Empresaria, sin costos para el Estado.

TOLHUIN.- La empresa Logística Antártica (LOGANT) inició ayer el desguace de la estructura del Eolo situado en la cabecera del lago Fagnano, cuya propiedad es de la Fuerza Aérea Argentina. La obra corre por cuenta y cargo de la compañía privada a través de su programa de Responsabilidad Social Empresaria y se estima que estará concluida en un plazo de treinta días.
Mediante una nota dirigida al intendente Claudio Queno, LOGANT se ofreció a desmantelar el edificio y solicitó autorización para ello, requiriéndole además al intendente que gestione las autorizaciones ante los entes que corresponda.
“Nuestra empresa cuenta con un programa de Responsabilidad Social Empresaria (RSE) enfocada en varios aspectos sociales que van, de colaborar en transporte y logística, ayuda de programas sociales en diferentes ámbitos y puesta en valor de lugares o sitios de nuestra provincia para el mejoramiento visual y recreativo de nuestros habitantes y de los que nos visitan”, dice la nota que lleva la firma del presidente de LOGANT, Darío Loreto.
La empresa manifestó su interés en desarmar el Eolo, por considerar “que genera una imagen de desidia y abandono de un lugar visitado por la gran mayoría de nuestros habitantes y visitantes”.
Los trabajos comenzaron a realizarse el martes a primera hora de la mañana con grúas, camiones, equipos de soldadura autógena y personal de la compañía.
Por su parte, la Municipalidad de Tolhuin emitió un comunicado informando que la Fuerza Aérea Argentina emitió una autorización a la Municipalidad de Tolhuin para que, por medios propios o de terceros, inicie la demolición de la estructura del Eolo y que en base a ese consentimiento se hicieron gestiones ante el Gobierno provincial para autorizar a LOGANT a iniciar la obra de desguace, volviendo a aclarar que ello “no generará costo alguno para los entes intervinientes”.
Asimismo, la autoridad municipal recomendó a la población y a los visitantes respetar las áreas señalizadas, debido al desplazamiento de maquinaria pesada y a la cantidad de materiales sueltos producto de la extracción y adelantó que la obra podría demandar unos 30 días.

Monumento a la desidia
El Eolo fue construido en 1969 como parte de un convenio entre el Servicio Meteorológico Nacional dependiente de la Fuerza Aérea, la CNES (Centre National d’Etudes Spatiales), CNRS (Centre National de Recherches Spatiales), de Francia, y CNIE (Comisión Nacional de Investigaciones Espaciales).
Además de la estación de Tolhuin, dentro de este proyecto, se construyeron otras dos estaciones más, una en Neuquén y otra en Mendoza. Su objeto era determinar con mayor exactitud la circulación atmosférica en el hemisferio sur.
Una vez concluida la tarea de estudio, se procedió al cierre del Eolo y la Estación Meteorológica de superficie de Tolhuin que también funcionó desde 1969 dentro de ese edificio, en 1989 fue trasladada a la Comuna de esa localidad.
Con el transcurso del tiempo el edificio del Eolo se fue deteriorando y pasó por varios usos entre un abandono y otro. Su uso fue autorizado a la Fundación Camino de Regreso de recuperación de jóvenes drogadictos y luego al Cuartel de Bomberos Voluntarios. Durante ese período fue recuperado y mejorado parcialmente, hasta su abandono definitivo.
En 2008, se produjo un devastador incendio en el que debieron intervenir dos dotaciones de Bomberos Voluntarios de Tolhuin y una del Cuartel Central Ushuaia sin poder evitar que se consumiera todo el edificio.
La Municipalidad de Tolhuin obtuvo el permiso de la Fuerza Aérea para demoler el histórico edificio del Eolo en mayo de 2017, cuando Claudio Queno anunció que allí construiría una pileta climatizada.