Policiales

Puerta giratoria

Ya no queda margen para el asombro en relación a lo que sucede con la prevención policial por un lado y la respuesta judicial por el otro. Los malvivientes siguen con piedra libre ante el accionar de algunos jueces.

El juzgado de turno no actúa en operativos que se realizan de madrugada.

RIO GRANDE.- Ayer por la madrugada personal policial de la comisaría Quinta sorprendió a tres sujetos escapando de un domicilio de calle Taparello 494, dejando la puerta entreabierta y subiéndose a un automóvil Chevrolet Corsa, del cual se inició inmediata persecución.
La carrera policial llegó hasta el domicilio de calle Mazarello 442, donde uno de los sujetos bajó del auto y llegó a ingresar a ese domicilio, siendo aprehendidos en ese acto el conductor; Gustavo Artigas de 19 años y su acompañante Antonio Duarte de 24.
Minutos después salió de esa vivienda Ariel Monzón de 23 años, sujeto de frondoso prontuario que ya fue vinculado a numerosos hechos en las últimas semanas, a pesar de lo que continúa en libertad.
Tras ser detenido también Monzón, la propietaria de esa vivienda hizo entrega espontánea de dos televisores que estos sujetos habían dejado en su vivienda, desconociendo el origen.
Finalmente en la vivienda de Taparello una vez llegada la propietaria, denunció el faltante de dos televisores.
A pesar de todo ello la Justicia en turno solicitó a la Policía las actuaciones, y hasta tanto dictó la inmediata libertad de estos tres sujetos atrapados in fraganti.