Actualidad

Nuevo sistema de entrega de turnos en hospitales

Se implementó hoy en todo el sistema público de salud provincial. Se entregan turnos de 8 a 20, bajo demanda. El cambio busca cubrir la demanda permanente e, indirectamente, desalentar la actividad de coleros que lucran con la necesidad de los vecinos.

Carrefour

 

RIO GRANDE.- El secretario de gestión hospitalaria, Diego Cerrudo, se refirió al nuevo sistema de entrega de turnos que se pone en marcha en el sistema de salud pública y que busca cubrir la demanda de los ciudadanos.

“Se han hecho muchos intentos al respecto y desde que llegué a la provincia estoy convencido que es una cultura de trabajo que hay que cambiar. El hospital tiene un potencial inmenso con la calidad de profesionales y servicios”, indicó Cerrudo.

“Vengo de trabajar en Buenos Aires y manejábamos 183 sub especialidades en consultorios externos. Jamás pude ver esta modalidad de trabajo con agendas rígidas, que se otorguen turnos en forma semanal. No lo vimos nunca en Buenos Aires y no tiene que ver con el recurso humano, porque eso es un problema a nivel nacional e internacional”, aclaró.

Asimismo, remarcó que mientras la gobernadora María Eugenia Vidal cierra servicios de forma permanente por no poder cubrirlos, en Tierra del Fuego, el Gobierno decidió abrir la cobertura: “Contamos incluso con médicos que llegan desde otros puntos del país. Queremos que la patología del fueguino se solucione en la provincia”, resaltó.

“Hoy, para acceder a un turno buscamos primero cubrir la demanda con la oferta disponible. Los pacientes, cuando necesiten un turno, deben venir de 8 a 20 de lunes a viernes, y se van con un turno programado. La idea es que todos los usuarios se vayan con una respuesta concreta a su necesidad”, dijo sobre el nuevo sistema.

Además, contó que actualmente, el flujo diario es de 250 pacientes para consultas programadas y la misma cantidad en guardia: “Queremos revertir esa ecuación, que la gente venga a atenderse de forma programada y reemplazar así la atención aguda”, explicó.

Respecto de la repercusión que esto va a generar sobre la labor de los coleros, cuestionados por aprovecharse de la situación, Cerrudo dijo: “No podemos alimentar la actividad de los coleros, que hoy existen porque el Estado no cumple con una demanda, obliga a la gente a hacer colas y por eso surgen estas personas que sacan una ventaja. Yo no busco eliminar a los coleros; busco que la gente venga al hospital y se retire con un turno para cubrir su necesidad”.

 

La nueva modalidad ya se puso en funcionamiento en los hospitales fueguinos.