Policiales

Identificaron al delincuente arrepentido

RIO GRANDE.- El curioso episodio sucedió en la medianoche del viernes en el kiosco Dani de calle Schweitzer, donde un sujeto exhibió un arma -que llevaba a la cintura- al kiosquero, quien al resistirse a entregar dinero, recibió como respuesta “es una broma” y que el sujeto se fuera luego de pagar por una bolsa de pan.

El arma incautada de la vivienda de este sujeto.

Al retirarse en un remís, los investigadores de la comisaría Segunda de la Policía siguieron el rastro investigativo del sujeto que terminó precisamente en el domicilio allanado, de calle José Ingenieros al 100.
Fue notificado de derechos y garantías, Javier Olivera de 28 años a quien se le armó una causa por el delito de “robo agravado por el uso de arma, en grado de tentativa”, ya que se le secuestró de la vivienda un arma de fuego tipo revólver, cuatro cartuchos de escopeta y una réplica de arma de fuego.
Incluso, en la casa se individualizó hasta la bolsa de pan, que el joven compró ante la resistencia del comerciante.