Actualidad

El trueque, una acción que puede reaparecer

Las condiciones están dadas para el regreso de los clubes de trueque en la Argentina y Tierra del Fuego no escapa de esa situación. Así lo explicó Aníbal Ravera, quien es uno de los fundadores de la Red Global del Trueque.

El regreso del trueque.

RIO GRANDE.- Desde hace 23 años que la Red Global del Trueque funciona en la Argentina. Esta actividad comercial paralela fue muy conocida en 2001, en momentos en que el país atravesaba una crisis económica profunda.
En este contexto, El Sureño mantuvo una comunicación con Aníbal Rubén Ravera, director del Museo Histórico Provincial Guillermo E. Hudson, quien creó esta modalidad en 1995 junto con Horacio Covas y Carlos de Sanzo, con el objetivo de lograr generar una actividad sin la utilización de dinero. En los últimos años ya suman unos 400 los clubes que aún persisten.
“Hoy, las condiciones van de la mano de la demanda de la gente. Nosotros no es que hagamos un diagnóstico crítico de cómo está la economía, pero notamos una sensible demanda de gente que nos pide participar de clubes de trueque y lo que planteamos es que no hay clubes de trueque, si no que hay coordinación”, dijo.
Para formar los nuevos clubes explicó que es necesario que alguien se ocupe de las comodidades, de vincularse con instituciones intermedias para alojar esos grupos; “por eso es necesario contar con la figura del coordinador”.
Para entender un poco la modalidad, cabe señalar que en los clubes de trueque se intercambian productos y servicios en ausencia de moneda, pero con la utilización de bonos, los cuales circulan desde hace ya 23 años en esta red que no presenta conflictos de interés con el comercio formal.
Aníbal Ravera aseguró que en estos momentos existen las condiciones para que proliferen los clubes de trueque.
Señaló que “es muy bueno que existan clubes de trueque porque ayuda a las economías familiares y, por consiguiente, a las economías sociales”.
“El que puede sobrevivir con un club de trueque puede ser un empresario sensato y es muy distinto de aquel que sobrevive con la ayuda de un plan de gobierno”, manifestó.
Destacó que de un trueque puede participar desde un niño hasta un abuelo, siempre que se respeten las condiciones y características del club y de las formas de llevar adelante la actividad.
Según explicó, “en los clubes de trueque lo fundamental es que, el que participa, tiene que ir con algo y debe retirarse con otra cosa. Tiene que existir prosumisión, por lo que nadie puede vender ni comprar de manera aislada sino que debe comprar y vender al mismo tiempo”.
Entre otras cosas, recalcó que “esta actividad es legítima, a pesar de que a las cámaras de comercio y a la CAME no les simpatice lo que hacemos”.
En defensa de la actividad dijo que “si no hay un cambio de paradigma de cómo se genera y se distribuye la riqueza y si continuamos con las recetas convencionales, no vamos a poder progresar en el país”.
“Muchas veces tuvimos que defendernos por denuncias de comerciantes y actores de distintos sectores quienes quisieron desalentar esta actividad, aducían que nuestra actividad era ilegal pero pudimos demostrar que eso no es cierto” recordó y aseguró que “el trueque es una actividad legal que la podríamos definir como una variante económica”.
En la actualidad “nosotros vamos a fomentar que se generen clubes de trueque aunque lo haremos de una manera menos explosiva. Lo vamos a contener para que la gente interprete de manera correcta el real sentido del trueque”.
Según dijo, esos nuevos clubes de trueque se están organizando en lugares chicos con grupos de no más de 20 participantes y funcionarán en instituciones chicas y casas de familias. “No serán como los que recordamos donde se realizaban en lugares gigantescos”.

En Tierra del Fuego
Al hablar de la provincia más austral del país aseguró que “en Tierra del Fuego no existen clubes de trueque porque los gobiernos alientan otros tipos de emprendimientos sin sustentación. Eso lo podemos visualizar con los planes de trabajo que se les da a la gente y hasta con otros ejemplos como lo que sucede con grandes empresas e industrias que son beneficiadas con ventajas impositivas o de otro tipo”. Sin embargo, recordó que “en Río Grande había clubes de trueque que se podrían haber mantenido”.
Para finalizar, Aníbal Ravera invitó a todos quienes deseen convertirse en “Coordinadores” a que se pongan en contacto con la Red Global del Trueque al (11) 3011-9444.