Actualidad

Comunidad Selk’nam contra ley de genocidio

La Cámara de Diputados de Chile dio media sanción a un proyecto de ley que reconoce el genocidio ocurrido contra las etnias selk’nam y aónikenk, provocando el repudio general en ambos lados de la cordillera fueguina. La comunidad “Rafaela Ishton” emitió anoche un comunicado rechazando la medida.

La comunidad “Rafaela Ishton” emitió anoche un comunicado rechazando la medida.

RIO GRANDE.- La Comunidad “Rafaela Ishton” expresó su solidaridad y apoyo al pueblo selk’nam de Chile, en rechazo total y absoluto al proyecto de ley, que tiene media sanción en el Congreso de ese país, por el cual se declara la extinción de esa etnia, con el propósito de apoderarse de sus tierras, cuando los indígenas sostienen que la iniciativa “pone una lápida a un pueblo que aún está vivo”.
Vanina Ojeda Maldonado, quinta generación del pueblo Originario Selk’nam, miembro de la Comunidad “Rafaela Ishton” y delegada zonal de Ushuaia, hizo pública una carta donde deja expresado el apoyo a la Comunidad Indígena Selk’nam Covadonga Ona, quienes, mediante la Corporación del Pueblo Selk’nam en Chile por el Rescate, Valoración e Identidad Cultural, P.J N° 208698, han pronunciado su rechazo a la implementación del proyecto de ley que reconoce el genocidio ocurrido con los pueblos indígenas australes, pero que, además propone erigir un memorial, a modo de reconocimiento del proceso que terminó con el “exterminio y la desaparición” de los pueblos selk’nam y aonik’enk, así como también para honrar a los pueblos kawésqar y yagán, “en riesgo de extinción”.
El proyecto sancionado no reconoce a las 200 personas que componen las ocho familias congregadas en la Comunidad Covadonga Ona, ni la personería jurídica que debieron conformar para concretar los informes y estudios que demuestran la existencia de descendientes de la etnia selk’nam sobrevivientes al genocidio perpetrado a fines del siglo XIX.
En la misiva, la comunidad aborigen de Argentina señala que “los pueblos indígenas de la Patagonia, Magallanes, Tierra del Fuego y los canales Australes, somos pueblos vivos, existentes y preexistentes a la colonización occidental y a la conformación de los estados nacionales de Chile y Argentina, quienes, a pesar de a los vejámenes y el genocidio, no estamos ni extintos, ni en riesgo de extinción, pues perpetuamos nuestras culturas y nuestras descendencias”.
Agrega que los “pueblos selk’nam y aonikenk son pueblos que cuentan con descendientes vivos en ambos países y que mantienen sus vínculos ancestrales, territoriales y de identidad, así como también, sus manifestaciones, sociales, culturales, lingüísticas, artísticas y espirituales”.
Por todo ello expresan el rechazo que en el proyecto de ley se utilice indistintamente los conceptos “genocidio” y “exterminio”, ya que, el segundo implica hacer desaparecer “totalmente” a un grupo humano, cosa que no es fehaciente, pues, lo que ocurrió fue genocidio, es decir, una matanza “deliberada” a estos grupos humanos.