Actualidad

Gremio textil denunció que en Badisur se simuló un corte de energía eléctrica para cerrar la fábrica

La secretaria gremial del Sindicato de Obreros de la Industria del Vestido y Afines, Miriam Planes, contó que “nos dijeron que se había cortado la luz y que podíamos irnos”. Al día siguiente, “nos encontramos que dentro de la fábrica hay personal de seguridad y que colocaron candados en la puerta de acceso”.

Carrefour

 

RIO GRANDE.- La secretaria gremial del Sindicato de Obreros de la Industria del Vestido y Afines (SOIVA), Miriam Planes, denunció que Badisur simuló, el miércoles por la tarde, un corte de energía eléctrica en su planta para desalojarla y que al retornar a sus puestos laborales el jueves, se encontraron con la planta vedada al ingreso.

Planes contó que “el miércoles cuando faltaban dos horas para terminar la jornada, nos dicen que se cortó la luz y que debemos retirarnos antes. Nos fuimos y cuando regresamos hoy a la mañana nos encontramos que dentro de la fábrica hay personal de seguridad y que colocaron candados en la puerta de acceso”.

“Lo del corte de luz fue mentira Nos dijeron que se había cortado la luz en el Parque Industrial y después, varios compañeros se contactaron con personal de la Cooperativa Eléctrica que negó que se hayan producido cortes del suministro”, develó.

En ese sentido, adelantó que “vamos a hacer las presentaciones ante el Ministerio de Trabajo porque esto que nos están haciendo es lo mismo que hicieron cuando cerraron Yamana del Sur. Echan a los empleados, les pagan lo que se les ocurre de indemnizaciones y tres o cuatro meses después los vemos produciendo de nuevo, como si nada hubiese pasado”.

En efecto, Planes se refiere a la situación de dicha fábrica -de los mimos dueños- que, tras una jornada feriada por el Día del Trabajador, el 2 de mayo de 2017 cerró definitivamente dejando en la calle a más de 40 trabajadores textiles sin previo aviso.

“Se tiene que terminar esto de que hacen lo que quieren con los trabajadores. Nos desprecian y quedó demostrado porque ayer nos mintieron, nos dijeron que se había cortado la luz y lo aprovecharon para cerrar la fábrica”, reprochó la dirigente sindical.

Y replicó: “Yo espero que haya sanciones en serio para estos empresarios que repiten las mismas prácticas. Acá les aplican multas, pero al tiempo vuelven a producir como si nada. Lo que hicieron es una terrible falta de respeto a los trabajadores”.

 

Telegramas de despido

Badisur remitió a los trabajadores telegramas de despido que comenzaron a llegar a los domicilios de los trabajadores desde el miércoles por la tarde. El texto aclara en su encabezado que “la empresa ha decidido cesar en la actividad industrial del vestido”.

Además, justifican la decisión asegurando que “han sufrido una abrupta caída en las ventas durante el 2018” debido a “la gran depresión del país” y se desligan de toda responsabilidad al afirmar que “es un hecho ajeno a las decisiones empresariales, imprevisible, extraordinario y fuera de toda previsión”.

Además, le apuntan al Gobierno provincial y aseguran que “sorpresiva, imprevisible e infundadamente, las autoridades provinciales han inhabilitado a esta empresa para exportar. Estableciendo condiciones para revocar dicha facultad que resultan imposibles de cumplimentar, no quedando otra alternativa que la del cese de actividades”.

 

 

La firma decidió cerrar sus puertas y desde SOIVA aseguran que eligió una manera “desleal” para con sus trabajadores.