Actualidad

Textiles advierten que el panorama para el sector es  “alarmante” y piden conformar una mesa de trabajo

El Sindicato de Empleados Textiles de la Industria y Afines, el Sindicato de Obreros de la Industria del Vestido y la Asociación Obrera Textil, redactaron un documento conjunto. Allí, le apuntan al gobierno nacional por las medidas implementadas que dejaron en grave situación a la industria fueguina. Piden la conformación una mesa de trabajo en la Provincia para formular un planteo expreso ante Nación.


RIO GRANDE.- Sindicatos del rubro textil de la ciudad realizaron una conferencia de prensa donde dieron lectura a un duro documento que cuestiona las políticas nacionales que afectan severamente el futuro del sector productivo.

Acompañados por dirigentes sindicales y gremiales del ámbito público y privado, como así también autoridades de la Confederación General del Trabajo (CGT) de Río Grande, los referentes textiles dieron cuenta de la grave crisis que afecta al sector y pone en duda el futuro laboral de cientos de familias.

La conferencia de prensa fue encabezada por el secretario general del Sindicato de Empleados Textiles de la Industria y Afines (SETIA), Mariano Tejeda; la secretaria adjunta del Sindicato de Obreros de la Industria del Vestido y Afines (SOIVA), Miriam Planes y el secretario general de la Asociación Obrera Textil (AOT).

Allí, leyeron un documento que en sus párrafos más saliente asegura que “en la Argentina de hoy no hay absolutamente un sólo compañero o compañera que haya sido beneficiado por este modelo político”.

“El mercado interno está totalmente quebrado al provocar el derrumbe del único patrimonio que tiene un trabajador. Ese patrimonio es el salario que percibe mes a mes e inyecta nuevamente en la economía. Si no hay salarios dignos un trabajador o trabajadora no tiene futuro. Si no hay sueldos que puedan cubrir las necesidades básicas no hay futuro”, advierten.

Además, critican “la complicidad y la connivencia de algunos dirigentes políticos y empresariales que avalan esta destrucción. Son estos cómplices quienes apoyan el relato y que lo llevan por cuanto medio les sea posible, argumentando que éste es el camino. Son ellos quienes le piden paciencia al pueblo con la panza llena y con grandes cuentas bancarias”.

“En este momento, el sector textil es uno de los rubros más castigados pasando por uno de sus peores años. Con una caída del 40 % en las ventas del sector, las cadenas de pago están totalmente cortadas. Los servicios aumentaron en algunos casos más de un 500 %. No hay créditos o se pagan tasas de hasta un 100 %. Los impuestos varios que las empresas deben afrontar se han convertido en impagables. La apertura de la importación se sumó a los ingredientes de este cóctel asesino de nuestra industria, entre tantas otras cosas que hacen tambalear el sector”, advirtieron.

En ese sentido, aclaran que “los trabajadores y trabajadoras son el eslabón más importante de la cadena; los que aportan a sus empleadores mano de obra de excelencia y calidad para poner en el mercado productos de primera; los que hacen, con esfuerzo y trabajo, que las ganancias de las empresas en los últimos años hayan sido considerablemente grandes como para tener la posibilidad de poner sus activos en dólar futuro, tal como los indican los datos publicados de forma oficial y que cualquiera puede buscar”.

“Entonces decimos que la postura adoptada por las cámaras empresariales es totalmente vil y cobarde. Decimos que pretenden empresas ricas con empleados pobres. Decimos que no tienen la valentía y la honestidad de otros empresarios ejemplares que, lejos de intentar rebajar salarios, despedir compañeros y compañeras, y cortar el hilo por lo más delgado, toman decisiones con responsabilidad sabiendo que los culpables no están abajo, que no son los trabajadores”, aseguran.

Y para cerrar, el documento conjunto, expresan que “los únicos responsables de la situación actual son los gobiernos y empresarios que llevan adelante este modelo político de hambre y destrucción”.

Además de la firma de las autoridades de los tres gremios, el documento lleva la adhesión de la CTA Autónoma; el CEC, La Bancaria, SMATA, SUTEF, UTEDYC, SIPERVIFUE, SECAFSPI, UPSRA, CGT Ushuaia, CGT La Matanza y CGT Quilmes-Berazategui-Florencio Varela.


No les interesamos

Al término de la conferencia de prensa, Mariano Tejeda precisó que “el documento que presentamos lo elaboraron las diferentes organizaciones sindicales en donde se habla de la situación que está atravesando el sector textil, teniendo en cuenta que ya es de público conocimiento la decisión que ha tomado la empresa Badisur y la consecuencia que esto tendrá inmediatamente con tantos trabajadores que van a quedar en la calle”.

“Con esta intencionalidad de parte de los empresarios del sector textil que involucra a otras empresas en donde pretenden rebajar los salarios, quitar el adicional ‘zona’, un par de adicionales de convenio, y el congelamiento de las paritarias, es que decidimos aunar fuerzas para reclamar en defensa de nuestros derechos”, aclaró.

En ese sentido, consideró que “el globo de ensayo de este feroz ajuste empezó hace dos años con los compañeros de la UOM que están atravesando una situación crítica también, es una decisión que ha tomado el Gobierno nacional en contra de la Patagonia, en contra de Tierra del Fuego y de sus habitantes”.

“Estas decisiones y esta política que está llevando adelante Cambiemos son en contra de nuestra propia población, más allá del sector que cada uno represente, dado que esto nos afecta absolutamente a todos y con esto les estamos diciendo que los trabajadores no tenemos la culpa de las decisiones que han tomado; los empresarios industriales miran para abajo, miran la reducción salarial como un beneficio para ellos y la verdad que no es así”, consideró.

Y siguió: “La crisis es cada vez peor, que el mercado interno está absolutamente quebrado, el ahogo que están teniendo las industrias es una decisión del Gobierno y no de los trabajadores. Quienes nos gobiernan, más allá del color político que tengan, parece que los trabajadores no les interesan y al trabajador sí le interesa que las industrias vuelvan a ser pujantes y que los trabajadores vuelvan a tener salarios dignos y manteniendo la calidad de vida”.

Sobre el anuncio del cierre de Badisur, dijo que “Cambiemos ha sido el principal protagonista y destructor de la industria y del trabajo en el país. Yo le pido al Gobierno de la provincia que llame a los sectores de trabajo y forme una mesa de trabajo para ir a Nación a reclamar lo que realmente corresponda para devolverle a Tierra del Fuego la industria, el comercio, los salarios dignos y la subsistencia en nuestra provincia, por lo cual esperemos que nos llamen desde la provincia para conformar una mesa de diálogo y tratar de sacar esto adelante”.

 

Los gremios dieron a conocer un crítico documento donde rechazaron las medidas nacionales en contra de la industria.