Actualidad

Ultimo rescate del año

La Comisión de Auxilio logró rescatar a una pareja que se había extraviado en Cañadón de la Oveja. El alerta ocurrió a primeras horas de la madrugada del domingo. A las 05:00 se iniciaron las tareas de rescate. A las 11:00 se logró localizar el lugar donde estaban los dos jóvenes esperando ser rescatados. Durante las tareas un brigadista sufrió traumatismo en una pierna.

Integrantes de la Comisión de Auxilio en la tarea de rescate de una pareja que se extravió en el bosque.

USHUAIA.- La Comisión de Auxilio asistió a una joven pareja que se extravío en la zona conocida como Cañadón de la Oveja, cuando realizaba una excursión por esa zona, los que pudieron ser rescatados en buenas condiciones, pero durante el operativo uno de los rescatistas sufrió un traumatismo en una de sus piernas, mientras realizaban la tarea de descenso.
Según lo informado en su página de Facebook, la pareja fue identificada con los nombres de Antonela, de 20 años y Alejandro 24 años, ambos oriundos de Río Grande. El alerta se conoció a primeras horas del domingo, 30 de diciembre. La pareja realizaba una caminara entre los senderos de Laguna del Caminante y el Cañadón de La Oveja.
Familias de los dos jóvenes fueron quienes radicaron una denuncia de averiguación de paradero en sede policial, atento que habían perdido toda comunicación.
La Comisión de Auxilio en tanto, se organizó para agruparse a primeras horas de la mañana en dos puntos, Valle de Andorra y sendero del Cañadón de la Oveja. Cerca de las 05:00 y al no tener novedades de las personas extraviadas se puso en marcha un operativo para el cual fueron convocados los grupos de brigadistas, en dos puntos, para realizar el rastrillaje en la zona.
Por información que fue suministrada por los familiares, las dos personas contaban con indumentaria adecuada y equipo extra para realizar la travesía en la zona donde se extraviaron.
Cerca de las 11:00 de este domingo, la pareja de jóvenes pudo tomar contacto con el teléfono de emergencias 101, informando que estaban en el Cañadón de la Oveja y que iban a encender una fogata para orientar a los brigadistas y puedan tener como referencia el humo de las llamas.
Alrededor de las 12:10 dos caminantes que se encontraban en la zona suministraron a los brigadistas las coordenadas de los extraviados, con lo cual pudieron llegar hasta el lugar donde estaban esperando, constatando que ambos jóvenes estaban en buen estado de salud, tras lo cual se procedió a realizar la tarea de descenso hacia la base localizada a la entrada del sendero Cañadón de la Oveja y donde ya se encontraban familiares a la espera de ellos, encuentro que ocurrió alrededor de las 15:00.
En la información de los demás grupos de rastrillaje se dio cuenta de un rescatista que sufrió un traumatismo en un tobillo, por lo que su descenso fue más lento, por lo que se dispuso la espera en la base del último personal de cada grupo.