Actualidad

Destinos para pasar Año Nuevo

Llega la época de disfrutar de las festividades en familia o entre amigos y elegir en qué lugar se puede recibir el año que comienza te invita a soñar. Brindamos hoy algunas propuestas bien diferentes para tener un inicio a todo paisaje y naturaleza.

Las culturas cambian y también cambia la forma de recibir el año.

Quebrada del Humahuaca, Jujuy
El Norte argentino conjuga las celebraciones de los pueblos originarios con las traídas por la colonización. La Navidad, entonces, y el Año Nuevo se ven celebrados con la presencia de las comparsas que salen a la calle. Jujuy pisa fuerte entre los elegidos para las vacaciones y para pasar las Fiestas. Puede ser Tilcara o Humahuaca, o cualquiera de los pueblitos de la región, empezar el nuevo almanaque en un paisaje así, plagado de belleza y rica vida cultural es un proyecto que promete y seguro cumple.

El Bolsón en Río Negro
El sueño de muchos: vivir en ese paisaje de ensueño. Para quienes no llegan a tomar la determinación, al menos empezar aquí el año es, como menos, un alivio para la cabeza. Las calles de El Bolsón en la época de las Fiestas se llenan turistas de todas partes del mundo que llegan al lugar para arrancar el año entre las montañas y la naturaleza. La feria regional es uno de los clásicos atractivos y puede resolver el tema de los regalos para el arbolito. Los bares se llenan de visitantes de todas partes que buscan terminar el día con ricas cervezas artesanales.

La Costa Atlántica
Todas las playas argentinas son destinos clásicos para empezar el año frente al mar. Por eso, si todavía no reservaste y tu idea es ir por ese lado, tratá de reservar – ¡YA! – porque en esta época del año suele haber mucho movimiento.
San Bernardo, Mar de Ajó… Desde San Clemente hasta Costa Esmeralda, catorce localidades desplegadas para recibir turistas. Hay muchas playas y cada una tiene su toque distintivo.

Las Grutas
Las Grutas, en San Antonio Oeste, llegan cada año miles de turistas dispuestos a divertirse, relajarse y pasarla bien. Llegan atraídos por sus playas con acantilados de increíble belleza y por las famosas aguas cálidas de estas costas. Su clima es semiárido, con escasas lluvias y con una tempertura que en verano va desde los 14 hasta los 30 grados.
El centro turístico posee una amplia infraestructura de servicios. Cuenta con una oferta de alojamiento de más de 17.000 plazas divididas en las categorías hoteles, residenciales, complejos y casas de alquiler, ademas de los campings y albergues. Si estás viajando desde nuestra Provincia, y vas por ruta, Las Grutas es un destino que te invita a realizar un alto en el camino con espectáculos callejeros, juegos infantiles, confitería, discotecas y excursiones de pesca, buceo y sus playas.

Córdoba, increíble
Córdoba es sin dudas uno de los destinos favoritos para pasar las fiestas en el país. Las familias suelen juntarse en restaurantes y bares, y luego del brindis seguir festejando al son de la música con buena compañía. Un lugar ideal para celebrar la Navidad es La Cumbre, ubicada a unos 96 kilómetros de la capital. Es famoso por su Cristo Redentor. Y una de las más elegidas, Villa Carlos Paz. Ofrece infinitas opciones recreativas y turísticas family-friendly. Paseos por la costanera, cenas increíbles con un paisaje alucinante de fondo y naturaleza, para una escapada navideña ideal, o para recibir al año de la mejor manera.

Ushuaia soñada
Pasar Navidad y Año Nuevo en el fin del mundo es quizás uno de los mejores planes en el país. Ushuaia, la ciudad más austral del planeta, está rodeada por los montes Martial, Olivia y Cinco Hermanos. La capital de Tierra del Fuego es uno de los destinos de la Argentina más visitados por turistas extranjeros, que arriban para disfrutar de sus impactantes paisajes.
A orillas del canal de Beagle, Ushuaia es uno de los destinos más visitados del Sur por excelencia. Las actividades para realizarse son infinitas, desde navegaciones por el canal, trekking por el glaciar Martial, un paseo en el Tren del Fin del Mundo, hasta sobrevuelos por la ciudad en helicóptero. En las noches de fiesta, los bares y restaurantes se tiñen de colores y ofrecen eventos y shows especiales.