Actualidad

Falleció Víctor Hugo Fernández, referente de la danza folclórica fueguina

Ayer por la mañana trascendía la noticia que para muchos fue increíble por varias horas. El maestro Víctor Hugo Fernández, referente de la danza folclórica, había fallecido en el Hospital de Río Grande como consecuencia de un ACV. En la siguiente nota un sentido homenaje a quien fue el primer profesor de danzas folclóricas de la ciudad.

Víctor Hugo Fernández, junto a su mujer Cora, y su hija Constanza Fernández, su principal discípula.

RIO GRANDE.- Durante la mañana de ayer, se supo que el profesor Víctor Hugo Fernández había fallecido como consecuencia de un ACV. Fernández, fue integrante del ballet Brandsen, fundador del Ballet Río Grande, y director de la escuela de danza Atahualpa junto a su pareja, Cora Itatí Leguina. Llevó en varias ocasiones a Tierra del Fuego a escenarios del país y el extranjero. Se destacó tanto como bailarín y como músico. Además, se ocupó de enseñar, en toda la provincia a nuevos bailarines, que hasta hoy siguen representando a la provincia, tal como él lo hiciera. Ayer comenzó el velatorio en el Centro Cultural Yaganes y hoy será el entierro.

El domingo, de forma repentina, el reconocido profesor y bailarín Víctor Hugo Fernández ingresaba al Hospital de Río Grande por un ACV que fue fatal. Desde las 16:00 de ayer martes, los familiares confirmaban su fallecimiento. A poco de conocerse la noticia de su muerte, amigos, alumnos, colegas; de la provincia y de otras partes del país, llenaron las redes sociales con mensajes de pésame y aliento a su familia.

Maestro de maestros, impulsor de la danza fueguina en el país, y el extranjero; amigo, hermano, padre; dejó además de su ausencia, un legado de amor por la danza, y una extensa cosecha de bailarines y bailarinas que intentarán seguir sus pasos.

Oriundo de San Nicolás, en la provincia de Buenos Aires, Fernández llegó a la isla desde muy joven, y en 1987 con sólo 25 años, fue uno de los protagonistas de la gala de inauguración de la Casa de la Cultura.

Junto a Viviana Torrado, Fernández fue profesor de danzas folclóricas para el Municipio de Río Grande. Fue en estos talleres donde surgieron muchos de los profesores de danza que hoy siguen bailando en diferentes escuelas de la ciudad.

Junto con Daniel Leite, Guillermo Gamarra, Walter Buscemi y Carlos Figueroa conformaron un grupo folclórico que, entre otras melodías, compusieron “La cantata fueguina”, considerada la obra más importante de la canción folclórica de Tierra del Fuego. Pero el profe nunca quiso dejar de impulsar el amor por las danzas tradicionales y fue así como también impulsó la creación de la primera escuela de danzas folclóricas en Tolhuin.

“Querido profe, Tolhuin te rinde el más sentido de los homenajes. Nuestro agradecimiento tolhuinense eterno. Aprendimos no sólo a bailar con él, sino a amar nuestro folclore. Junto al Negro Ramón Leiva, acercaron a nuestro pueblo todo el bagaje de la esencia de nuestra tierra hecha canto y baile cuando quizás otros no hubiesen considerado siquiera viajar al campo para hacerlo. Su grandeza será reconocida más por estos gestos que por su profesionalidad puesta más que de manifiesto en la postura de sus alumnos reconocida y elogiada donde fuera. Así me pasa y pasó en una peña o fiesta dentro o por fuera del país cuando me parara a bailar una chacarera. Allí estás vos con tu frente amplia, sacando pecho y brazos en posición. ¡Un abrazo a donde estés!”, expresó Juan Carlos Ariza, concejal de esa ciudad.

A lo largo de la tarde, noche, y madrugada, conocidos y familiares, se juntaron en esta última vigilia, para despedir al maestro, hermano, padre, y amigo.

A pesar del ambiente de profunda tristeza, no faltaron los mates, los buenos recuerdos, las fotos viejas que se pasaron por Whatsapp. Es que, a pesar de la irreparable pérdida, todos los presentes coincidieron en reconocer la alegría y el empuje del profesor.

“Aún cuando él ya no podía zapatear, se recuperó de la lesión que tuvo, y siguió enseñando. Fundó el ballet de Río Grande, y después la escuela Atahualpa. Artísticamente tiene hijos, nietos, y bisnietos. Todos, estudiaron con él. Pero sobre todo, era un gran amigo”, comentó Miguel Pereyra, cantor, y amigo personal de Fernández.

“Querido y respetado Víctor Hugo Fernández hoy el cielo se llena de danza y folclore para recibir con Bombos y guitarras aún grande y grande digo por que así eres amigo. Sin duda alguna que para quienes tuvimos la dicha de conocerte a ti y familia, pudimos apreciar tu sencillez, tu empuje por el Intercambio Cultural, la impronta por hacer de este mundo mejores personas.

Sin duda tus alumnos y cuántos pudimos recibir un consejo tuyo llevamos algo de ti en nuestras vidas.

Gracias, gracias, y gracias por todo lo entregado y por todo el amor regado en tantos años. Que descanses en Paz. Siempre en nuestros corazones Víctor Hugo Fernández”, expresó su amigo José Fernández Rafagello.

Hasta el último momento, Fernández se encargó de preparar bailarines que mostraran el baile fueguino en todo lugar, y trajo también en varias oportunidades a profesores del reconocido Ballet Brandsen para capacitar a bailarines y profesores locales. Todos sus conocidos, remarcan que no sería lo que es, el folclore fueguino, si no hubiese estado maestro Víctor Hugo, durante todos esos años.

Hermanos, sobrinos, amigos; Cora Leguina, su mujer, y su hija Constanza Fernández, estuvieron también en el Centro Cultural Yaganes, despidiendo al querido Víctor, y recibiendo a quienes se acercaron para homenajearlo; expresar su dolor, y ofrecer consuelo a la familia.

Claudia, madre de Cora, expresó: “La muestra más evidente de su legado está en su hija Constanza, que tiene sólo 16 años. Ella hoy, está acá, despidiéndose de su papá, pero mañana va a viajar a otra provincia para subirse a un escenario. Qué mayor legado que éste”.