Actualidad

Un relevamiento oficial devela la alta exposición al grooming que padecen los niños fueguinos

El relevamiento fue realizado este año en la franja de niños con telefonía celular de 4°, 5° y 6° grado. “Los chicos tienen un nivel de exposición bastante alto en las redes y Tierra del Fuego no escapa a esta media”, dijo el profesor en Investigación Criminal, Aníbal Lazzaroni, a cargo del Programa de Prevención del Ministerio de Educación.

RIO GRANDE.- De acuerdo a un relevamiento realizado por el Ministerio de Educación en las Escuelas de Tierra del Fuego divulgado la semana pasada, el 67% de los alumnos de cuarto, quinto y sexto grado reciben mensajes de personas que no conocen y el 43% reciben fotografías o videos condicionados. En tanto, el 50% de los padres que se enteran de esta situación, eligen no hacer la denuncia a pesar de que el delito está tipificado en el Código Penal y puede ser castigado severamente.

Los datos escalofriantes que reclaman una respuesta de la sociedad fueron divulgados por el profesor en Investigación Criminal, Aníbal Lazzaroni, a cargo del Programa de Prevención del Ministerio de Educación de la provincia, en base a las últimas mediciones realizadas en las escuelas.

Lazzaroni es subsecretario de Políticas Socioeducativas del Ministerio de Educación y está a cargo de los equipos que brindan charlas informativas en las escuelas primarias, secundarias y terciarias sobre grooming, que tan sólo el año pasado impactaron en 14.000 personas en toda la provincia, entre alumnos, padres y docentes.

El relevamiento fue realizado este año en la franja de niños con telefonía celular de 4°, 5° y 6° grado por manifestaciones espontáneas de los chicos. De ese relevamiento se desprende que el 67% recibe mensajes de personas que no conoce, el 43% recibe fotografías o videos condicionados, el 35% le informa a sus padres y el 65% borra los mensajes y bloquea, aunque se quedan con la información y el trauma de lo que pueda pasar.

“Pensamos que acá el problema no llegaría y sin embargo tenemos un índice extremadamente alto que no escapa a las medias internacionales. Los chicos tienen un nivel de exposición bastante alto en las redes y Tierra del Fuego no escapa a esta media”, expresó Lazzaroni en FM Aire Libre.

“El groomista, cuando tiene el número del chico, va a seguir acosando desde otros teléfonos y esto va a seguir así, hasta que el hecho no se transforme en una denuncia”, señaló.

Sin embargo, el 50% de los padres que se enteran por sus hijos, se niegan a hacer la denuncia, aun sabiendo que en nuestro país el delito de grooming está tipificado en el Código Penal y puede ser castigado severamente.

“A diferencia de lo que quizá nos puede pasar en otras áreas judiciales, en esta área específica la justicia es ejemplar. Todos los casos que están en la justicia son investigados y todos los que han llegado a juicio oral han tenido sentencia favorable a las víctimas. Eso también hay que decirlo, porque la realidad es que tenemos una cantidad de investigaciones que se están tramitando porque la gente ahora empieza a denunciar. Es decir, se ven más casos, porque la gente se anima a denunciar”, indicó Lazzaroni.

El funcionario explicó además que desde el 2013 a la fecha, en que el delito fue tipificado en el artículo 131 del Código Penal, se considera que el grooming es el contacto de un adulto con un menor por medio de cualquier medio electrónico.

“El groomista empieza con una relación de amistad que dura aproximadamente dos meses, donde no usa palabras obscenas ni asexuadas, ni malas intenciones. Cuando empieza a ver para qué lado quiere ir el chico, él empieza a manipularlo y una vez que empieza a generarse eso, tenemos dos caminos: el de empezar a solicitar material o un encuentro para la satisfacción personal y el otro que tiene que ver con la corrupción del menor o el tráfico de pornografía infantil, logrando que los chicos manden fotografías o videos y que la persona use esto para editarlo en videos caseros de lo que se denomina pornografía infantil”.

Para conocimiento de los padres, Lazzaroni detalló que “hay dos redes sociales que utilizan prácticamente el 80% de los chicos, donde tienen oportunidad de exhibirse en videoconferencia con adultos. La gracia en esto para ellos, es exhibirse sin ropa y hacer lo que el adulto les pide. Como son sitios regionalizados, el sistema automáticamente, las primeras 50 videocámaras que toma son los IP que están prendidos en la ciudad. Eso significa que se exhiben con personas que son de acá y que son fáciles de ubicar. Es por eso que tenemos casos de algunos chicos que son acosados en la vía pública porque ya se han expuesto con adultos que los conocen. Lo peor es que después no pueden manifestar esto por el miedo que les provoca enfrentar a los padres creyendo que son los culpables de lo que pasó, entonces prefieren callar y soportar una serie de sentimientos encontrados que muchas veces, cuando llegamos a las escuelas con este programa de prevención, se liberan y cuentan”.

Otro dato que brindó el profesional es que “prácticamente el 70% de los chicos de Tierra del Fuego manipula algo que se denomina Pack. Es una situación que se genera entre pares, en la que se envían una cantidad de fotografías, las primeras con ropa y las otras sin ropa y con nombre y apellido”.

También indicó que “hay un juego que se juega muchísimo acá que se llama Class Royal que los chiquitos entre 9 y 15 años juegan mucho. Para nuevas estrategias en el juego, se arman grupos de whatsapp y en esos grupos a los que voluntariamente ingresan, siempre hay algún adulto tratando de captar a esos niños”.

Lo mismo sucede con Play, Xbox que se forman grupos de Whatsapp en los que entrando a uno se puede acceder a todos los demás.

“En Ushuaia hubo un caso de un grupo de menores muy involucrados que mandaban videos y pornografía infantil a ellos, para que la produjeran y reenviaran de un grupo que se llamaba Legion Pack donde hay una cantidad de números extranjeros. En realidad, traen los chips de otros países pero los usan acá para hacer creer a los chicos que hablan con personas que están en México, por ejemplo. El chico piensa: Si está en México no va a venir, entonces se exterioriza, toma confianza y accede a mandar el material”.

El profesional recomendó a los padres instalar filtros y controles parentales en los dispositivos para impedir el acercamiento de adultos inescrupulosos a los niños. En este sentido indicó que existen aplicaciones como Qustodio que permiten ingresar al celular de los hijos para ver en tiempo real lo que hacen, con quién se comunican y que además permite poner límites en el uso del teléfono. En cuanto a los filtros, recomendó googlear “Cómo bloquear los emergentes condicionados en Youtube” para acceder a un tutorial que explique cómo hacerlo.

“El error más grande que cometemos es pensar que el teléfono es un espacio de privacidad del niño en el que los padres no podemos entrar. Cuando hablamos de los derechos y la privacidad de los chicos estamos de acuerdo en lo físico, en lo que es involucrarse en los juegos, en sus cosas personales. Pero en lo que es internet, en lo que es virtual, es obligación de los padres involucrarse porque dentro de la red, el 60% de las cosas que existen son falsas. Si no cumplimos el rol del adulto responsable de permitir que a los 8 o 9 años el niño tenga su Tablet y el niño ingrese donde quiera, el problema va a ser cada vez mayor”, concluyó el profesional.