A 54 años de la primera carrera de motos en Río Grande

RIO GRANDE.- A las 14:00 del viernes 31 de enero de 1964, jornada en la que se conmemoraba a San Juan Bosco, patrono de esta ciudad, se puso en marcha -desde San Martín y Fagnano- la primera prueba de motos que hubo en Río Grande.

Allí, en 1999, la Municipalidad erigió un cartel indicativo, que da cuenta el arranque deportivo de esta disciplina.

Anteayer, tres motociclistas -de la decena que se dio cita en el punto de partida- se volvieron a encontrar en el mismo lugar, para dar cuenta de algunos pormenores de aquella histórica fecha.

“Víctor Jesús Donoso era quien traía las motos -y luego los karting- Zanella, y junto al padre José Forgacs fueron quienes organizaron la carrera. Donoso tenía su negocio (Panadería El Cañón) en 9 de Julio casi Elcano, donde ahora se encuentra el diario El Sureño”, apuntó Juan José Degratti, el encargado del reencuentro.

“Yo fui quien compró la primera moto. Ese día, la mayoría eran Zanella, Juan corrió con Alpine, había alguna Mival -también de Zanella- y una que otra Puma, todas de fabricación nacional”, indicó Antonio Maldonado, quien labora en la gomería de Finocchio 1505.

“Fueron 15 vueltas, se desarrollaba velocidad. Desde San Martín y Fagnano se iba por la avenida, hasta Espora, por esta se doblaba en Lasserre y de allí hasta la avenida Belgrano. Se tomaba esta por su correspondiente mano, y al llegar a San Martín se hacía una curva y contracurva, pasando por delante del busto a San Martín, y no rodeándolo por atrás, es decir que se corrían unos metros en contramano. De aquí quedaban dos cuadras para cerrar cada vuelta. Se llegaba a levantar unos 100 kilómetros, andábamos rápido”, precisó José Fernando Aguilera.

“Hasta 1967 ó 1968 hubo carreras de moto, en este mismo circuito, yo no estuve presente en la primera, recién corrí la de 1966, con 17 años. Después se paró la actividad, y años más tarde, cuando se inauguró el autódromo, comenzó el motocross, allí había un circuito. Eso absorbió toda la actividad, que se hizo más fuerte todavía con el inicio de la Vuelta a Tierra del Fuego, en 1984”, añadió Jovino Oyarzún.

La previa

Primero hubo un clasificatorio, se largaba de a 3 ó 4 motos, era para ver cómo andaba cada uno. Al día siguiente volvieron a correr, sin ningún problema.

Entre risas propias y de sus compañeros, Maldonado recordó en accidente que sufrió en esa previa. “En San Martín y Fagnano, donde actualmente hay una inmobiliaria, por esos años existí un kiosco, llamado, de propiedad de Chávez, era una casilla. Cuando entrábamos en San Martín y Belgrano nos tirábamos al cordón externo, e íbamos en tercera a fondo. Antes de doblar Espora hacimaos la diagonal, me confié, iba muy fuerte, y la pedalina toca el cordón del bulevar, me desestabiliza, no me dio tiempo a nada. Salí directo para el kiosco, le pegué al cordón, subí a la vereda, le di al cerco, y caí adentro del terreno, que estaba lleno de madera. Cuando me saqueé el caso, lo golpee y parecía que salía harina”.

“La prueba fue más para darnos un gusto que una competencia en si. Nosotros no teníamos idea del manejo en carrera, por ahí hay una foto donde la moto está inclinada para un lado, y el piloto para el otro”, aportó Degratti, que utilizó la misma unidad que entre 1960 y 1962 lo llevó a unir Ushuaia con Alaska.

Los que corrieron

Antonio Maldonado, Raúl Rogolini, José Fernando Aguilera, Renato Aguilar, Rubén Maldonado, Víctor Donoso (hijo), Juan José Degratti, Orlando Bravo (“trabajaba en el Batallón”), Alfredo Ojeda y Bernardo Guerrero son quienes aparecen en la plaqueta que colocó el Municipio. También Víctor Jesús Donoso y el padre José Forgacs, como organizadores.

Unos pibes

Degratti era, con 27 años, el de mayor edad. Aguilera, quien contaba con 17 años, luego se dedicó al motocross (“y también fue dirigente; mi hermano Miguel corrió la Vuelta, ahora hay un sobrino que corre, Martín Aguilera”). Maldonado era más chico todavía, con apenas 15 años: “corrí muy poco, en este circuito solamente. Ahora tengo un par de sobrinos que están en la actividad, José María (Churrasco) y Kaushel, este último vive en Tolhuin”.

Oyarzún, en tanto, se desempeñó como navegante de su yerno Juan Ojeda, imponiéndose en la categoría B del Gran Premio de la Hermandad, en 2000. Y tuvo tiempo para promocionar las empanadas de maucho (a $240 la docena), que vende en el tradicional Mercado Tauro (Don Bosco 919, frente a la delegación del Ministerio de Educación, ex Calesita Encantada).

El Moto Club

Surgió en 1960, siendo éstas su primeras autoridades: Juan José Degratti (presidente); Nicolás Bilic (vice); Luis Guerrero (secretario); Julián baeza (prosecretario); Rubén Guiñazú (tesorero); José Aguilera, Carlos Oyarzún, Sergio Saldivia, Jorge Ferrá y Juan González (vocales); Roberto Pina (asesor técnico).

RECORDATORIO. José Aguilera, Jovino Oyarzún, Juan Degratti y Antonio Maldonado, como en 1964.

PRIMERA CURVA. Bernardo Guerrero, en San Martín y Espora, con el Casino de Oficiales de fondo.

PREPARADOS. José Aguilera, Renato Aguilar y Bernardo Guerrero, en Espora y San Martín.