Macri citó a Perón y se endureció ante los gremios

En su discurso, Macri dijo además que “no hay nada más importante” en su gestión que “lograr trabajo para todos los argentinos” y aseguró que “todas las decisiones” que tomó desde que asumió al frente de la Casa Rosada fueron con ese objetivo.
BUENOS AIRES (NA).- En el Día del Trabajo, el presidente Mauricio Macri anunció la puesta en marcha del “sistema de empalme” para sustituir planes sociales por empleo subsidiado, en el marco de un acto del Partido Fe y las 62 Organizaciones Peronistas en el microestadio de Ferro, donde además citó al general Juan Domingo Perón y envió un duro mensaje a la CGT y a las CTA.

“Todos sabemos que después de la crisis 2001 quedó mucha gente excluida y estuvimos de acuerdo en que el Estado le tendiera una mano. Aquel que recibió un plan, lo pensó en términos de ´por un tiempo hasta que consiga trabajo´… Pero pasaron mucho años y siguen en la misma situación”, señaló Macri.

Sobre el escenario y acompañado por el sindicalista rural Gerónimo “Momo” Venegas y buena parte de su Gabinete, el Presidente sostuvo que con este programa “todos los que tengan esos planes puedan entrar a trabajar sin perder el plan y las empresas pueden incluir lo que perciban del plan en su salario y facilita que lo puedan contratar”.

“¡Vamos a crear trabajo para todos los argentinos!”, prometió Macri, que además sostuvo que desde agosto pasado se crearon 82 mil nuevos puestos de empleo formal, aunque esa cifra “es sólo el comienzo”, ya que hace falta “ponerle un cero mas”.

El llamado “sistema de empalme” entre planes sociales y el empleo registrado privado se publicaría este martes en el Boletín Oficial: la iniciativa de reconvertir los planes en trabajo formal, para lo cual el Estado, en vez de subsidiar a un desempleado o a un empleado informal, buscará subsidiar una parte del salario convencional mientras dure la prestación.

En el acto por el Día del Trabajo, Macri se rodeó de un puñado de gremios que desconoce la legitimidad del triunvirato de la CGT, en una jornada marcada por los actos y movilizaciones sindicales y políticas con fuertes reclamos al Gobierno por la marcha de la economía.

“No va más el país de la ventajita, de la patota, el país con comportamientos mafiosos. No hay dueños de la Argentina. La Argentina es de todos los argentinos ¿entendimos? La Argentina es de todos los argentinos y no me voy a bancar a ninguno que me quiera llevar por delante, porque yo estoy acá por ustedes, no para defender a ningún mafioso”, advirtió Macri a modo de respuesta tras las críticas.

Y agregó: “Hay que poner cada uno lo mejor de sí. Este es un momento donde necesitamos que se sienten en una mesa todos y que digan ¿en qué puedo ayudar, qué puedo poner? No va más decir ¿qué me puedo llevar, qué puedo sacar, qué ventajita puedo obtener?”.

Además, tras las elogiosas palabras de bienvenida de Venegas, el Presidente le agradeció la invitación y recibió aplausos y vivas de los presentes cuando parafraseó a Juan Domingo Perón, en un escenario a tono.

“Hay un elemento central que un señor nos dijo hace muchos años: que la estrella polar de un país tiene que ser la productividad y ese señor fue Juan Domingo Perón. Y también dijo que cada argentino tiene que producir al menos lo mismo que consume… ¿Nosotros lo podemos hacer no es cierto?