“La mayoría de la gente cree que su responsabilidad termina en el lugar en que deja los residuos”

Desde el momento de hacer la compras, puede decidirse qué tipo de residuos se producirán en la casa. Qué pasa cono los residuos en la ciudad y cómo colaborar.

RIO GRANDE.- Una familia ordinaria raramente controla la cantidad de basura que genera, en un día, una semana, un año. En Río Grande, como en otros aspectos de la vida cotidiana, la distancia y el aislamiento son factores determinantes a la hora de disponer de los residuos sólidos hogareños.

“La verdad es que nuestra ciudad, genera una cantidad de residuos bastante grande para lo que es la cantidad de habitantes. Es más alta que el promedio nacional. Mucha gente piensa que su responsabilidad termina ahí donde deja el residuo. Y en realidad, tu responsabilidad comienza, cuando vas al supermercado, cuando vos vas a elegir qué comprar. Ahí elegís qué residuo vas a generar. Después, la forma en que vos disponés el residuo dentro de la bolsa, en el cesto. Y después, pensar un poco, qué hacemos con lo que se puede llegar a reutilizar”, explicó Sonia Castiglione, secretaria de Producción y Ambiente de la ciudad.

No todo es Reciclar

En el reciclaje de residuos de toda una ciudad, convergen múltiples variables que deben ser estudiadas a la vez. Además, reutilizar la basura domiciliaria, es una actividad fuertemente económica. En la ciudad, una característica muy influyente es la distancia. Y es una variable que otros lugares no existe: “Un problema de escala asociado a las distancias. Si vos querés hacer algún tipo de reciclado o reutilización, de una fracción de residuos, la escala no te da para que sea algo rentable. Eso tendría que estar altamente subsidiado por el estado. Y el tema de la distancia vinculado al costo de trasladar estos residuos a donde sí están reciclándolos. Hay algunas fracciones de residuos industriales a domiciliarios, es decir que no tienen sustancias peligrosas y demás. Como el telgopor, algún tipo de cartón. Acá hay acopiadores que enfardan limpian, trituran, le hacen algún tipo de proceso, a estas fracciones y que exportan al continente”, explicó Castiglione.

A fin de promover esta actividad de tratamiento de residuos, en la ciudad se pueden encontrar varios eco puntos. En estos lugares pueden depositarse los envases pet, que luego son recolectados por los enfardadores.

“también hacemos lo mismo periódicamente con el tema del papel para el Garrahan -continuó Castiglione- . Tenemos más de 40 eco puntos para recolección de papel. Lo que pasa es que la dinámica de esto está vinculada al transporte que lo traslada gratuitamente y a la capacidad que tenga para llevarlo. Con las latas, también dispusimos a modo de prueba piloto el año pasado en tres confiterías unos tambores para que ellos depositen las latas, y las pasábamos a buscar y se lo llevábamos a uno de estos operadores”.

Opciones a futuro

Río Grande es uno de los pocos municipios en el país que cuenta con su propio relleno sanitario. “Realmente es un gran paso tenerlo, porque supone una impermeabilización del suelo, un control de los líquidos lixiviados, que son lo que empiezan a generarse de la descomposición, y además venteo de gases”, destacó la Secretaria. Y agregó: “Nosotros no producimos ni muchos lixiviados ni mucho metano, por la temperatura que hay acá, pero es como dentro de todo un ambiente controlado de los residuos domiciliarios que se puede generar menos es cierto, pero esto es una cuestión de educación y constancia en los procesos educativos”.

Según Castiglione, en el tratamiento de residuos sólidos domiciliarios, es importante tomar medidas acordes a la situación local: “Las fórmulas que a veces mucha gente trae como ideas, ‘se podría hacer esto, o en otro lado se así…’ hay que tener un análisis técnico un poco más profundo antes de determinar estas cosas. Porque a veces, no es lo mejor decir, separo y me lo llevo a reciclar”.

Entre las opciones que la ciudad está estudiando actualmente se encuentran la posibilidad de incorporar un proceso de reutilización de algunas fracciones de diferentes residuos. Por ejemplo: la utilización del vidrio y plástico en el hormigón. El caucho, es otro elemento que puede ser reutilizado con un proceso relativamente sencillo: “Estamos también esperando poder recibir, si todo sale bien una cortadora de neumáticos, para ver si bajando volumen se nos hace más barato llevarlo a alguno de estos centros donde sí se reciclan y ver si a cambio de este material, ellos pueden hacerse cargo del flete. Pero también, ahora que tantas canchas de césped sintético en la ciudad, se podría pensar en tener una máquina (que no es barata) para hacer la molienda en la granulometría que se necesita para las canchas y dejar de usar arena mezcla con caucho que es lo que se usa ahora”, explicó Castiglione.

El aporte nacional

Respecto a la visita que el municipio recibió de funcionarios naciones durante el último encuentro provincial de municipios saludables, Castiglione manifestó: “Estuvimos hablando acerca de una próxima visita, y para empezar a tener desde ellos un aporte técnico, y que nos ayuden a pensar qué o cómo hacemos algunas de las cosas que podemos llevar adelante desde lo que es residuos domiciliarios. Todos lo que es chatarra por ejemplo, estamos desde el año pasado a través de una empresa que lo está limpiando. Ya sacaron mil fardos de chatarra, y estamos prontos a hacer recolección de la chatarra tirada en la vía pública, como restos de autos y demás. También, el área de Tránsito, con los autos que sí tienen identificación, hay procedimiento administrativo, y una vez que concluye también puede ser sacado de la calle”, detalló la Secretaria.

Y resaltó: “Es un proceso que se hace largo, y más lento de lo que uno quisiera, porque vos decís, son 4 años de gestión y eso me lleva por lo menos un año y medio con todos los plazos. Pero no por eso vamos a dejar de iniciarlo, si no lo termina esta gestión dejaremos puestas las bases para quien sea que siga después”.

La licenciada Fernanda Montechia, parte del equipo de la Coordinación Nacional de Municipios Saludables que visitó la ciudad, manifestó: “Hay cuestiones sobre las que sí se puede trabajar, como el compostaje, la conciencia social. Si uno puede elegir el producto que tenga menos packaging que otro, tratar de elegir ese que es ambientalmente más amigable. Hay un montón de líneas sobre las que se puede ir trabajando. Está bueno que sean sólo tres municipios porque es mucho más fácil articular acciones y por un lado económicamente no es factible hacer muchas cosas porque son pocos. Y por otro lado es más fácil, hacer cosas porque son pocos”.

Una forma de colaborar, depositar latas y envases pet en los ecopuntos.

Los residuos voluminosos, uno de los mayores problemas.