Por deudas con los sanatorios, permanecen cortadas las prestaciones médicas de PAMI

Durante las últimas dos semanas se cortaron los servicios médicos de la obra social para los jubilados de PAMI por las deudas que mantiene con las clínicas de Río Grande. “A los viejos nos puede faltar cualquier cosa pero no nos puede faltar el médico que nos atienda”, dijo Irma Castellano del Centro de Jubilados “Aylin”. Pese a las promesas del gerente del organismo, Pablo Bautista, ayer el servicio no se había restablecido.

RIO GRANDE.- Afiliados al PAMI de Río Grande se reunieron hace pocos días en el Centro de Jubilados Aylin para lo que iba a ser la habitual entrega de bolsones alimentarios, pero el encuentro terminó siendo una puesta en común de los problemas que enfrentan en las últimas semanas con la obra social. El servicio médico está cortado, no tienen médicos que los atiendan en los sanatorios, y de esta manera tampoco acceso a los medicamentos.

Irma Castellano y María Ester Palacios, referentes del Centro de Jubilados “Aylin” con más de 160 afiliados, contaron sobre la situación de la obra social y adelantaron que ocuparían las oficinas del PAMI para exigir soluciones.

Castellano contó que “yo fui al neurólogo el viernes por la tarde y pague 500 pesos la consulta, no podemos pagar eso. Otro afiliado llevó a su padre a hacerse atender y le cobraron la consulta y los estudios que le tuvieron que hacer”.

Y señaló que “lo que está pasando es una locura, es insostenible. Esto viene de arrastre pero la última gota colmó la copa”.

A las diez de la mañana puntualmente un numeroso grupo de afiliados se presentó en las oficinas del PAMI y exigieron respuestas al gerente, Pablo Bautista.

El titular del organismo les aseguró a los abuelos que el servicio ya estaba “restablecido” y que “lo que ocurrió es una demora administrativa que derivó en la falta de servicios”.

En contacto con la prensa, el titular del PAMI en la ciudad señaló que “el servicio en el Sanatorio Fueguino y en el Cemep está restablecido, estoy esperando simplemente una nueva confirmación; en el día de ayer me comuniqué con los prestadores del Fueguino y hoy con Cemep para informarles que los problemas que habían originado la toma de esa decisión de cortar los servicios estaba subsanada”.

“La realidad que manifesté es la realidad actual, las clínicas restablecieron los servicios, tenemos muchos problemas con la falta de prestadores y especialidades, eso nos supera como obra social, por eso todas las gestiones que se vienen haciendo para convocar nuevos prestadores”, sumó.

Finalmente Bautista indicó que “lo que le quiero transmitir a todos los afiliados y a sus familiares es que ningún afiliado va a ver comprometida su salud o deteriorada su salud, por la decisión de un prestador”.

Sin embargo poco tardaron en comprobar que los servicios no estaban restablecidos como les había prometido el funcionario, ya que las dos clínicas privadas siguen aun sin atender a los afiliados de PAMI.

“Nos mintió en la cara” dijeron afiliados que se acercaron ayer por la tarde a la Clínica Cemep luego de haberse reunido pocas horas antes con Bautista.

La realidad es que ayer por la tarde ninguna de las clínicas había reanudado la atención y lo jubilados de Río Grande siguen sin poder acceder a la atención médica que le debe garantizar la obra social, además de otros servicios como el de enfermería. “Me tengo que ir al Hospital donde también siempre hay problemas, andar de acá para allá sola, tengo 70 años, uno no merece esto”, dijo Norma.

La situación de deuda con las clínicas no es nueva. En el caso del Cemep el PAMI mantiene una deuda de más de 6 millones de pesos desde septiembre de 2016.

Incluso en el caso de un paciente en internación domiciliaria con respirador artificial la deuda alcanza al año y medio de cobertura.

Aun así se mantiene el servicio para pacientes que actualmente están internados en la clínica, pero un directivo del establecimiento confirmó que “no podemos seguir sin que nos paguen y no hay respuesta desde septiembre”.

En el caso del Sanatorio Fueguino, Ariel Martínez, confirmó que también permanece el servicio paralizado para el PAMI, sin embargo adelantó que “al tema ahora lo estamos terminando de solucionar, hoy (por ayer) hubo una comunicación y estamos trabajando para reactivarlo, es cuestión de algo inmediato y se va a reanudar en estos días”.

“En este momento estamos en tratativas, tenemos que mantener algunas reuniones y resolverlo”, aseguró sin brindar fechas.

Bautista dialogó ayer con los jubilados, que se fueron molestos del encuentro. (Foto: Guadalupe Zamora).

En la Clínica Cemep, ayer por la tarde un cartel informaba sobre el corte del servicio.