“Se consumó en Brasil el golpe institucional”

BUENOS AIRES (NA).- La expresidenta Cristina Fernández de Kirchner respaldó a quien fuera su par de Brasil, apartada de su cargo por un juicio político, Dilma Rousseff, y denunció que se trató de un “golpe institucional”.

“Se consumó en Brasil el golpe institucional: nueva forma de violentar la soberanía popular”, expresó la exmandataria a través de su cuenta de Twitter.

Cristina Kirchner agregó: “América del Sur otra vez laboratorio de la derecha más extrema. Nuestro corazón junto al pueblo brasileño, Dilma, Lula y los compañeros del PT”.

Esta semana, Cristina había difundido una extensa “carta urgente” que le envió el expresidente de Brasil, predecesor de Rousseff y líder del Partido de los Trabajadores (PT), Lula Da Silva, donde se defendía de las acusaciones de corrupción.

Poco después, en declaraciones a Radio 10, la exmandataria sostuvo que el juicio político a Rousseff ella lo vio venir “el día después de la reelección” de la mandataria brasileña en octubre de 2014 y añadió: “Este clima destituyente también lo vivimos en la Argentina durante mis dos gobiernos”.

Cristina Fernández de Kirchner señaló además que la remoción de la jefa de Estado de su cargo representa una “nueva forma de violentar la soberanía popular” y agregó: “Estamos viendo una estrategia dura contra los gobiernos populares”.

Le apuntó por ello a “los sectores económicos concentrados internos y externos también” que operan contra los gobierno populares latinoamericanos y advirtió: “Lograron derrocar a una presidenta democrática que había ganado con 54 millones de votos”.

Expresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Expresidenta Cristina Fernández de Kirchner.