Política

El Concejo de Ushuaia aprobó por unanimidad la desafectación de 500 hectáreas de bosque comunal

La pulseada por el proyecto de tierras, que protagonizaron el intendente Walter Vuoto y los concejales más opositores a su gestión, se vio superada por la aprobación de un proyecto alternativo que establece la desafectación de un tercio de las tierras que pretendía el Ejecutivo Municipal.
USHUAIA.- Finalmente el intendente Walter Vuoto debió acceder a un “punto de equilibrio” que maduró durante las últimas horas con concejales de la oposición y en vez de quedarse con las manos vacías respecto al proyecto de desafectación de 1859 hectáreas de tierras, logró que el Concejo Deliberante apruebe por unanimidad el proyecto alternativo de desafectar menos de un tercio de las hectáreas que pretendía.

Por unanimidad los ediles votaron a favor que 500 hectáreas de bosque comunal sean desafectados para ser destinadas a urbanización y, con ello, solucionar dos temas trascendentes: regularizar los asentamientos irregulares en la zona alta y contar con tierras para atender la demanda de gente que está anotada en el Registro Municipal.

Entre otros aspectos, la ordenanza sancionada establece que, para ser adjudicatario en venta, la tierra deberá contar con los servicios esenciales, de acuerdo a lo establecido en la Carta Orgánica Municipal.

La ordenanza sancionada fue aprobada en segunda lectura, luego de haber sido puesta a consideración de la comunidad en audiencia pública.
La lección de la tarifaria

Vuoto logró así una solución parcial a la cuestión de la urbanización en la zona alta, esto en cuanto al aspecto social del proyecto en discusión. En lo político, sucumbió ante una mayoría que no cedió un solo paso en su decisión de no acompañarlo en esta iniciativa, de manera de no repetir el traspié cuando se aprobó la nueva tarifaria.

Uno de los que se puso adelante en la búsqueda de consensuar y demostrar que tiene cintura política, fue Juan Carlos Pino, presidente del Concejo. Así lo reconoció el propio Intendente, quien le agradeció el haber puesto toda su experiencia para lograr el resultado final en la votación unánime del proyecto reformado.

Pino sostuvo que “frente a la responsabilidad de dirigir esta institución me encontré con la tarea de buscar los consensos para que este proyecto pueda salir adelante y poder aprobar la ordenanza”.
Otras voces

Por su parte el concejal Gastón Ayala (MPF) analizó que “se trata de un tema sensible para todos y así lo refleja este recinto claramente, repleto de vecinos, gremios y concejales tratando de buscar una solución”.

El concejal Juan Manuel Romano (UCR) acompañó la ordenanza modificada y analizó que “este tema no tiene que ver solamente con sueños y esperanzas, sino que es la realidad de nuestra ciudad que nos obliga a tener en cuenta el equilibrio entre las necesidades de crecimiento y el respeto de las normas ambientales vigentes. Esto no es una puja política o técnica”, aclaró el edil.

En tanto el concejal Silvio Bocchicchio (PSP) sostuvo que “el problema de la demanda de la tierra es el principal inconveniente en Ushuaia y, sin embargo, siempre hubo, desde el Estado, políticas conservadoras”.
Importante movilización

El recinto de sesiones del Concejo Deliberante fue colmado por representantes de gremios estatales y privados, de asociaciones barriales, de iglesias de la ciudad, vecinos que integran la demanda habitacional y estudiantes universitarios. Muchos de ellos quedaron fuera del edificio, al haber quedado colmada su capacidad.

Todos los que se movilizaron se expresaron a favor del proyecto del Ejecutivo Municipal, respecto a la propuesta urbano ambiental que permitirá la planificación y el ordenamiento territorial.

Los vecinos de los barrios altos de Ushuaia, expectantes por la definición en el Concejo.
Los vecinos de los barrios altos de Ushuaia, expectantes por la definición en el Concejo.