Canapino y Ortelli ganaron los 200 kilómetros en el Gálvez

BUENOS AIRES (NA).– La dupla compuesta por Agustín Canapino y Guillermo Ortelli, a bordo de un Chevrolet Cruze, se adjudicó ayer los 200 kilómetros de Buenos Aires del Súper TC 2000 en una accidentada carrera que se disputó en el autódromo “Oscar y Juan Gálvez”.

En segundo lugar terminó Matías Rossi/Ponce De León (Toyota Corolla) y el tercero fue Christian Ledesma/Mauro Giallombardo (Renault Fluence), para completar la carera que tenía pautada 60 vueltas, pero se terminó antes.

La competencia se cortó antes de tiempo con 44 vueltas disputadas, ya que la lluvia complicó el normal desarrollo de la misma.

Arrancó mejor Ortelli en la primera curva, pero el brasileño Brito le arrebató la punta en la segunda, para tratar de comenzar a dominar la carrera.

En la recta, del inicio de la segunda vuelta, Ortelli intentó superar por fuera al brasileño pero un pequeño toque entre ambos puso más “picante” el duelo en la punta.

Sin embargo, en la tercera vuelta apareció un “convidado de piedra” como fue la lluvia, y si bien algunos se anticiparon a cambiar los neumáticos, Ortelli se pasó en una curva y se fue al pasto.

La cuarta vuelta encontró a varios de los pilotos en boxes para cambiar neumáticos, dado que la lluvia se hizo copiosa.

El hasta entonces puntero Valdino Brito se pasó apenas en una curva y se vio obligado a cambiar los neumáticos y entonces la punta le quedó a Lionel Pernía (Renault Fluence), pero Ponce de León (Toyota) se hizo dueño del liderazgo en la vuelta siete.

Lo preocupante para los pilotos era la intensa lluvia, pero también el agua que se fue acumulando en algunos sectores, lo que puso en alerta a los pilotos.

El tremendo trabajo de Ortelli arriba de su Chevrolet se vio recompensado cuando al entrar a la vuelta 19 y en plena recta superó a Ponce de León por afuera en una maniobra impecable.

La lluvia se hizo diluvio en la vuelta 22 y las autoridades mandaron a pista al auto de seguridad.

En una maniobra rápida, Ortelli dejó su puesto en el Chevrolet Cruze para que Agustín Canapino se suba y continúe liderando.

La carrera volvió a regularizarse en la fecha 31, con todos los pilotos cambiados en los vehículos, y en ese sentido Canapino siguió yendo primero.

Si bien Matías Rossi se colocó segundo, no le alcanzaron las vueltas para poder ir a la caza de un Canapino que terminó la carrera conduciendo sin complicaciones.

Canapino y Ortelli se ubicaron en lo más alto del podio, secundados por Rossi y Ponce De León. Terceros fueron Ledesma y Giallombardo.

Canapino y Ortelli se ubicaron en lo más alto del podio, secundados por Rossi y Ponce De León. Terceros fueron Ledesma y Giallombardo.