Policiales

La pareja imputada declaró confirmando la pelea con la víctima y hablaron de “golpes defensivos”

Ayer declararon en los tribunales del excampamento YPF la pareja de nacionalidad peruana detenida tras el incidente del domingo en una casa de la Margen Sur, donde el hermano de un hombre falleció producto de una riña. Aseguraron que estaba ebrio y se dio una fuerte discusión porque la víctima había tenido que ser retirado de una fiesta por su mal comportamiento. En la pelea a puño limpio ambos hombres cayeron al suelo y la víctima no volvió a levantarse.
RIO GRANDE.- Personal policial realizó ayer por la mañana, los traslados a los tribunales del excampamento YPF de la pareja de nacionalidad peruana; Jonn Darby Rueda Dávila de 36 años y la mujer Rocío del Pilar Guzmán Sandoval de 29 años.

Ambos, detenidos e incomunicados por la muerte de su hermano y cuñado, Omar Rueda Dávila de 31 años; accedieron a prestar declaración indagatoria ante el juez de turno, Dr. Andrés Leonelli, y el fiscal Eduardo Javier Tepedino, quien mantuvo la acusación de “homicidio simple”.

La declaración de ambos fue bastante coincidente en su versión de lo sucedido el domingo por la mañana cuando retornaron a su vivienda de calle Néstor Kirchner 12 del asentamiento en la Margen Sur, todos procedentes de una fiesta.

Los imputados señalaron que se tuvieron que ir de la fiesta para llevarse a la víctima debido a que estaba ebrio, generando inconvenientes con una mujer, por lo que estaba enojado y al llegar a la vivienda familiar se retiró caminando.

Ambos aseguraron que retornó unos 40 minutos después ya con señas de golpes en su rostro, por lo que lo ingresaron a la vivienda y cerraron con llave para evitar que se volviera a ir, generándose una nueva discusión.

En esa pelea la víctima intentaba salir de la vivienda por lo que comenzó a dañar la puerta, ante lo cual su hermano John comenzó a forcejear.

Allí aseguraron que Omar comenzó a lanzar golpes y que John lo golpeó para defenderse, mientras la mujer intentaba separarlos sin poder hacer nada, dada su desventaja física.

En esa lucha ambos hermanos cayeron al piso, señalando ambos que la víctima allí quedó tendido sin volver a levantarse.

En la investigación ya se determinó que fue la propia mujer quien llamó a la Policía, y que los inconvenientes que tuvo la fuerza policial para ingresar a la vivienda residió en que los ocupantes de la misma no encontraban la llave, por lo que ambos imputados reconocieron que ellos mismos ayudaron a forzar la abertura desde adentro para su apertura.
Aguardan informe pericial

El juez y el fiscal tras la indagatoria quedaron a la espera de la presentación del informe pericial de la forense Inés Aparici, que confirme la causa del deceso, y posteriormente se evaluará la situación de ambas personas que continúan detenidas preventivamente.

La acusación sigue siendo por el delito de “homicidio simple” pero podría cambiar a “preterintencional” o “culposo”, ya que se entiende que un golpe de puño no puede ser considerado un medio idóneo para causar la muerte.

El hermano del occiso y su pareja siendo trasladados ayer a declarar.
El hermano del occiso y su pareja siendo trasladados ayer a declarar.