La canciller Malcorra rechazó la interpretación de Londres sobre el fallo de la ONU

“El proceso de la definición de la plataforma está establecido por la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar. Es decir que no hay nada librado al azar. Me siento profundamente orgullosa del trabajo que se ha hecho”, aseguró la funcionaria en una conferencia de prensa.
BUENOS AIRES (NA).- La canciller, Susana Malcorra, rechazó ayer la interpretación del gobierno británico respecto de que no es vinculante la resolución de la ONU que amplía la plataforma continental argentina y al respecto señaló que al país sólo le queda “dibujar el mapa”, que pasa a ser “su nuevo límite”.

“El próximo paso es dibujar el mapa. Y es nuestra responsabilidad. Tenemos los parámetros, dibujamos el mapa, se lo presenta a la Convención (de Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar) y a partir de eso queda en Naciones Unidas como depositario y pasa a ser el nuevo límite de la Argentina”, explicó la ministra de Relaciones Exteriores.

Consultada por NA durante una conferencia de prensa que brindó en el Palacio San Martín, la canciller señaló en alusión a Londres: “Lo que fue dicho en algunos lugares es que esto no era vinculante. No es vinculante hasta el momento en que la Argentina hace esta revisión y emite el mapa. Entonces es vinculante. No hay retroceso respecto de esto”.

A inicios de marzo, el gobierno británico relativizó el fallo de una comisión de la ONU que extendió la plataforma continental argentina y aseguró que no es “legalmente vinculante”, al tiempo que subrayó que esa área del organismo internacional “no tiene jurisdicción sobre temas de soberanía” en la cuestión Malvinas.

La administración de David Cameron formuló esta aseveración días después de que la ONU reconociera a la Argentina su planteo técnico de soberanía sobre la plataforma marítima, lo que supuso no sólo un fuerte respaldo en la disputa contra Reino Unido por Malvinas sino que el país agrandará su territorio al menos un 35%.

El reclamo argentino incluía a las islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur, pero la ONU excluyó de su resolución a estos territorios, a los que consideró en disputa, aunque reconoció como argentinos 1,7 millón de kilómetros cuadrados.

“La Argentina recibió el informe (de la ONU) de manera confidencial y lo está revisando para asegurar que no haya nada sobre lo cual querríamos poner reserva. Ese trabajo se está terminando. En los próximos días nosotros vamos a confirmar a la Convención que estamos de acuerdo y, en principio, no habría ninguna reserva adicional”, señaló Malcorra.

Agregó que, tras la presentación de esa devolución, la Argentina debe presentar el nuevo mapa, con la plataforma reconocida internacionalmente.

“El proceso de la definición de la plataforma está establecido por la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar. Es decir que no hay nada librado al azar. Me siento profundamente orgullosa del trabajo que se ha hecho. Tengo la suerte de estar en la llegada de este proceso, que claramente muestra que cuando hay políticas de estado, se logran resultados. Veinte años de trabajo consistente a través de distintas administraciones”, resaltó Malcorra.
Disculpas chilenas

La canciller también fue consultada por NA sobre declaraciones que formuló el director nacional del Instituto Antártico Chileno, José Retamales Espinoza, quien indicó que la Argentina señala “que existen 200 millas desde el borde costero e incluye a las Islas Malvinas, que obviamente es territorio británico”.

Al respecto, Malcorra respondió: “Estuve con el canciller (chileno, Heraldo Muñoz) en Nueva York y lo primero que hizo fue disculparse por esas declaraciones, porque la pareció que habían sido poco felices, no representaban la visión general del gobierno y en realidad, como no hay opinión sobre la Antártida, no hay ni siquiera mérito para las declaraciones. Es decir que no hay tema con Chile”.

La canciller, Susana Malcorra, brindó una conferencia de prensa.

La canciller, Susana Malcorra, brindó una conferencia de prensa.