Murió un niño por síndrome urémico hemolítico

Tenía dos años de edad y estaba internado. Ayer al mediodía sufrió un paro cardiorespiratorio y luego de unos 40 minutos de tratar de reanimarlo finalmente falleció.

RIO GRANDE.- Un niño de dos años falleció ayer en el Hospital Regional a causa del síndrome urémico hemolítico, según informó el director del centro de salud, Oscar Ruiz.
El pequeño que falleció a las 13:45 de ayer se encontraba internado desde hace dos días. “El niño ingresa al hospital donde se realiza el diagnóstico de SUH, se le realizó un tratamiento de diálisis que no dio resultados”, informó el Director.
En horas del mediodía de ayer “el niño sufre un paro cardiorespiratorio y luego de unos 40 minutos de tratar de reanimarlo finalmente fallece” agregó Ruiz recordando que “el pronóstico de esta enfermedad es peor cuando más chico es el paciente”.
Esta enfermedad es popularmente conocida como “el mal de la carne cruda”. La Argentina forma parte de la región más atacada del mundo, afectando de 12 a 14 casos por cada 100 mil niños menores de 5 años (en el resto del mundo se registran de uno a tres).
El SUH es producido por una toxina (Shiga), liberada por una bacteria conocida como Escherichia Coli enterohemorrágica, que habita por lo general alimentos y en particular carne bovina y, en especial, carne picada. Su reservorio por lo tanto es el ganado vacuno.
Otras formas de transmisión son aguas contaminadas por heces bovinas, verduras regadas con agua contaminada y, a veces, de persona a persona por la ruta fecal-oral.
El SUH puede presentarse a través de síntomas como diarrea, dolores abdominales, vómitos y otros más severos como diarrea sanguinolenta y deficiencias renales. En algunos casos puede provocar la muerte.

Prevención
Estas son algunas recomendaciones que pueden ser de utilidad para cuidar la salud de la familia:
-Evitar comer hamburguesas, especialmente fuera de casa. La alternativa es comprar un trozo de carne, cortarlo a cuchillo, cocinar las partes y luego armar la hamburguesa. De ese modo se tendrá la certeza de que está limpia y bien cocida.
-Comer carne cocida en el punto justo: ni quemada ni roja.
-Cuando se compren lácteos, hacerlo en lugares donde se pueda estar medianamente seguro de que se respeta la cadena de frío. Y respetala también uno.
-Cuando se prepare la comida, tener en cuenta lo siguiente:
-Usar una tabla y un cuchillo solo para la carne.
-Lavarse bien las manos luego de manipular carne cruda.
-Los utensilios que se empleen, lavarlos con dos gotitas de lavandina en un recipiente con agua.
-Si se tienen uñas largas, prestarles especial atención. Lo más importante es mantener la higiene al tratar los alimentos y al consumirlos.
-Lavarse las manos con abundante agua y jabón antes y después de cocinar. Y, si quedan dudas, ponerse alcohol en gel.
No se trata de asustarse, sino de ser precavido para evitar situaciones que puedan derivar en síndrome urémico hemolítico.