Excombatientes piden anular el fallo de la Corte que archivó la causa por torturas en Malvinas

“Exigimos justicia y reparación, ya no sólo en nombre propio sino en nombre del pueblo argentino que merece conocer y saber lo ocurrido y que se condene a los responsables de estos hechos, muchos de los cuáles siguieron vinculados con las instituciones”, sostienen en el recurso presentado ante el máximo Tribunal de la Nación.


BUENOS AIRES.- El Centro de Excombatientes Islas Malvinas de La Plata pidió a la Corte Suprema de Justicia de la Nación que “reconsidere” la resolución que desestimó la posibilidad de investigar las torturas que sufrieron soldados por parte de sus superiores. El pedido fue realizado mediante un escrito de ocho carillas presentado ante el máximo tribunal, en el que los excombatientes reclaman la “reconsideración, revocatoria y nulidad” de la resolución firmada el 19 de febrero por los ministros Ricardo Lorenzetti, Elene Highton de Nolasco, Carlos Fayt y Juan Carlos Maqueda.

Según informó la agencia Télam, para el CECIM de La Plata, con su resolución el máximo tribunal “dicta un precedente de enorme gravedad institucional”, que “impide conocer y perseguir penalmente a quienes llevaron adelante las torturas y los crímenes de lesa humanidad” sobre los soldados argentinos en la guerra de 1982.

Por su parte, el secretario de Relaciones Institucionales del CECIM y además titular de la Comisión Nacional de Excombatientes, Ernesto Alonso, dijo que el fallo “no podemos dejar de contextualizarlo: se fue (Eugenio) Zaffaroni y sacan este fallo un día después del 18F, el día del lanzamiento del Partido Judicial”, en relación a la marcha convocada por la muerte del fiscal Alberto Nisman.

En tanto, el presidente del centro de excombatientes, Mario Volpe, dijo -en diálogo con la prensa en Tribunales- que espera que el planteo prospere, ya que el tema “tiene que ver con la memoria y con el respeto de los que cayeron peleando por la patria” y se trata de “delitos de lesa humanidad”.

Con más de 120 denuncias de torturas, estaqueamientos, violaciones y otros tratos inhumanos, la causa por violaciones a los derechos humanos contra los soldados que combatieron en la guerra de 1982 se inició en el 2007 en el Juzgado Federal de Río Grande.
El escrito presentado

En el recurso presentado, los excombatientes señalan que resulta “incomprensible” el fallo de la Corte y que “dará lugar a responsabilidad internacional del Estado Argentino por el accionar deficiente que en el caso ha tenido su Poder Judicial”.

Dicen además que “no se conoce en los anales jurisprudenciales un fallo del más alto tribunal…tan incongruente y fuera de toda lógica que ofenda tan claramente al pueblo argentino”.

En el largo proceso judicial iniciado en 2007, distintos organismos de derechos humanos acompañaron la presentación de los excombatientes, presentándose como “amicus curiae” ante la Corte, como la Comisión Provincial por la Memoria, la agrupación Hijos y la DAIA, que asistió a los soldados de origen judío que fueron torturados en Malvinas.

El CECIM cuestionó la decisión de la Corte de “cerrar esta causa de una manera tan irregular, sin fundamento, ni motivación y de una manera absolutamente ininteligible y contradictoria” y advirtió que podrían recurrir a organismos internacionales por “privación de justicia”.

“Exigimos justicia y reparación, ya no sólo en nombre propio, sino en nombre del pueblo argentino que merece conocer y saber lo ocurrido y que se condene a los responsables de estos hechos, muchos de los cuáles siguieron vinculados con las instituciones”, concluye la presentación.

La Corte cerró la causa iniciada en el Juzgado Federal de Río Grande.

La Corte cerró la causa iniciada en el Juzgado Federal de Río Grande.